El protagonista del escándalo sexual en Diputados

Ya todo terminó para Juan Ameri

En Salta el repudio a su conducta fue generalizado. El presidente Alberto Fernández dijo que lo sucedido "degrada la democracia".
El exdiputado nacional Juan Emilio Ameri.El exdiputado nacional Juan Emilio Ameri.El exdiputado nacional Juan Emilio Ameri.El exdiputado nacional Juan Emilio Ameri.El exdiputado nacional Juan Emilio Ameri.
El exdiputado nacional Juan Emilio Ameri. 

Entre todas las críticas por la que fue objeto el renunciado diputado nacional por Salta, Juan Emilio Ameri, luego de protagonizar una escena sexual con su pareja durante la sesión de la Cámara baja, también se sumó la del propio presidente Alberto Fernández quien sostuvo que este hecho “degrada la democracia”. Pero el exlegislador le dio más razón a la afirmación presidencial cuando amigos de su actual pareja desmintieron que ella se hubiese realizado un implante mamario, la supuesta causa por la que Ameri le besó su seno. 

Lo que ocurrió con (Juan) Ameri degrada la democracia. Es algo indignante. Cuando lo vi no sabía si reír o llorar”, aseguró el Presidente en declaraciones a Radio 10. “Un diputado es un representante del pueblo. Lo que no puede pasar es que no pase nada (frente a su acción), porque si no, en la política todo nos iguala. Es algo grave y la política no debe pasarlo por alto”, afirmó.

Ameri integra el Partido de la Victoria y la titular a nivel nacional es Diana Conti, quien reclamó ante las autoridades locales del partido, encabezado por el senador nacional Sergio Leavy, la expulsión. Conti dijo que lo hizo porque sabe que “la mano machista se mete en los lugares más recónditos” y pensó: “no sea que a alguno se le ocurra cubrirlo”.  En una entrevista con Radio Universidad La Plata, Conti sostuvo que el escándalo de Ameri le pareció “una vergüenza absoluta intolerable”. “En este momento de pandemia, en este momento donde estamos tratando de elaborar por zoom llenos de miedo, impidiendo el contagio, tratando que la gente esté en su casa, que un representante del pueblo como es un diputado nacional genere tal situación”, aseguró la exdiputada.

Conti también sentó posición respecto de quién debe ocupar el lugar que deja Ameri: “Yo creo que hay conductas que no deben ser toleradas y creo que no hay que descuidarse, en lugar de él tiene que asumir Alcira Figueroa”, aseguró. Dijo que hasta ahora no ve impedimentos para ello pero como conocedora de las roscas políticas, se previene, “no sea cosa que asuma un hombre”. Es que hay una discusión sobre si corresponde que asuma Figueroa, militante de derechos humanos y sociales y feminista, o el médico, actual concejal de la ciudad de Cerrillos, Faustino Ustarez.

En cuanto a la escena que protagonizó Ameri, Conti dijo que “es una violencia de género lo que ha hecho este hombre, y una intolerable falta de respeto a la representatividad política que crea descrédito para la política”.

Al momento de estallar el escándalo, Ameri sostuvo que su decisión de besar el pecho de su pareja fue porque hacía poco se había realizado un implante mamario. Creyendo que su computadora no se había reconectado con la sesión de Diputados la besó. Sin embargo, amigos de su actual pareja afirman que la cirugía no existió. En todo caso, lo único cierto es que ella no es empleada de la Cámara de Diputados.

Lo realizado por Ameri pero sobre todo las excusas que puso han generado un efecto perjudicial para su familia. Por caso, tanto la exesposa como la pareja actual están siendo hostigadas a través de las redes sociales, a tal punto que la exmujer pidió respeto para ella y su familia. 

La actual pareja tuvo que cerrar sus cuentas en las redes sociales, luego de sufrir todo tipo de insultos. La exposición a la que fue llevada, con la reproducción del video y datos sin su autorización, la sumió en un estado de estrés por el que está recibiendo asistencia psicológica, según relataron amigos y compañeros de la carrera de Comunicación Social.

          

El ahora exdiputado llegó a Salta en 2010, provenía de Buenos Aires, donde nació y se crió. Su ingreso a la política salteña se dio de la mano del exdiputado nacional José Vilariño, a quien reconocía como su “hermano".

En 2011 lanzó la agrupación El Aguante, con la que se lo veía siempre en movilizaciones sociales, de derechos humanos y políticas y con la que protagonizó una protesta en la ciudad de Cerrillos, cuando Mauricio Macri visitó la provincia, a poco de asumir como presidente.

En 2013 ingresó a trabajar en la administración pública provincial y en ese mismo año participó por primera vez como precandidato a concejal en la interna del Partido de la Victoria. No alcanzó a llegar a las generales. En 2015 volvió a postularse para una concejalía en la ciudad de Salta y tampoco lo consiguió. En 2017 fue candidato en tercer término, detrás de Leavy y de Nora Giménez, también en este caso recibió el apoyo de Vilariño. En diciembre de 2019, cuando Leavy renunció a la diputación para asumir como senador nacional, Ameri asumió para completar el mandato.

A pesar de que era muy conocido en la vida pública, Ameri no había establecido muchos vínculos con otros referentes de la política salteña, que en general lo seguía considerando un outsider. Ni siquiera se sabe mucho de su vida. Estaba casado con una militante política, una de las conductoras de El Aguante, pero hace más de dos años que se había separado. Su actual pareja es la joven que aparece en la escena que lo sacó del Congreso.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ