El presidente electo de Bolivia dijo que son la mayoría del país

Luis Arce: "Los partidos de derecha nunca nos pueden ganar elecciones"

El escrutinio final llegó el 75 por ciento de las mesas computas. El MAS incluso estaría superando los números de los boca de urna: se impone por 22 puntos sobre el candidato Carlos Mesa.
Luis Arce, en sus primeras entrevistas como presidente electo de Bolivia.Luis Arce, en sus primeras entrevistas como presidente electo de Bolivia.Luis Arce, en sus primeras entrevistas como presidente electo de Bolivia.Luis Arce, en sus primeras entrevistas como presidente electo de Bolivia.Luis Arce, en sus primeras entrevistas como presidente electo de Bolivia.
Luis Arce, en sus primeras entrevistas como presidente electo de Bolivia. 
Imagen: EFE

Luis Arce, presidente electo de Bolivia, aseguró que los partidos de derecha nunca le pudieron ganar al Movimiento al Socialismo (MAS) por eso apelaron al golpe el año pasado. En una entrevista con la BBC de Londres, el economista sostuvo que la votación del domingo pasado mostró que su partido es la mayoría del país. Además rechazó que fuera a convertirse en marioneta del expresidente Evo Morales. En paralelo continúa el escrutinio final que llegó el 75 por ciento de las mesas computas. El MAS incluso estaría superando los números de los boca de urna: se impone por 22 puntos sobre el candidato Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC). Arce asumiría en una fecha a definir entre 30 de octubre y el 14 de noviembre, según informó la presidenta del Senado Eva Copa.

"Somos mayoría"

En su primera entrevista para la prensa internacional como presidente electo Arce dejó en claro que su partido se impuso de manera contundente. “El MAS es un partido mayoritario y los votos ayer lo demuestran de manera muy clara. Somos mayoría. Más del 50 por ciento”, indicó el exministro de economía. Con la tranquilidad que lo caracteriza el economista se dedicó a desarmar los argumentos detrás de las preguntas punzantes de la BBC. Cuando el cronista le mencionó que las elecciones del año pasado habían sido controvertidas por las denuncias de fraude, Arce rechazó de plano la idea. “El año pasado no hubo ningún fraude. Fue un golpe de Estado por los partidos de derecha que nunca nos pueden ganar en elecciones. La única manera en la que pueden alcanzar el poder es por un golpe de Estado”, respondió el presidente electo en inglés. Luego dijo que buscarán conversar con los que no apoyaron su candidatura. “Trataremos de construir algunos puentes entre lo que ellos quieren hacer y lo que necesitamos hacer, para superar todas estas crisis que los partidos de derecha crearon en mi país”, indicó el economista.

Respecto a la pregunta sobre si Evo Morales iba a regresar a Bolivia, Arce señaló que esa no era su decisión. “Lo he dicho muchas veces: no soy Evo Morales”, manifestó el exministro. El periodista del BBC sostuvo que el expresidente aymara parecía querer seguir ejerciendo el poder al haber declarado hace algunos días que formaría nuevos líderes para el país. Sin embargo Arce manifestó que eso era parte de una idea general del partido. “Dijimos que teníamos que tener renovación en el MAS para la gente joven. Si Evo Morales quiere ayudarnos, será muy bienvenido. Pero no significa que Morales estará en el gobierno. Será mi gobierno. Si quiere volver a Bolivia y ayudarnos, no hay ningún problema”, aclaró el presidente electo.

Por su parte la presidenta del Senado dijo que esperarán a que termine el cómputo de votos para definir la fecha del traspaso de mando. “De acuerdo con el calendario electoral, tenemos del 30 de octubre al 14 de noviembre como plazo para poder llevar adelante los actos protocolares para la transición”, afirmó Copa, que integra el MAS. Además la senadora dijo que están terminando las tareas para dejar lugar a los nuevos miembros de la Asamblea que resultaron electos. “Como Asamblea Legislativa ya estamos haciendo el cierre administrativo para dejar en orden a la siguiente legislatura y ellos pueda continuar con los trabajos pendientes que tengamos en algunos casos”, dijo la presidenta del Senado. En la votación del domingo pasado también se eligieron 36 senadores y 130 diputados.

Cada vez más lejos

Con el 75 por ciento de las mesas escrutadas el MAS se impone por 22 puntos al candidato de CC. Arce suma 52,5 por ciento de los votos, en tanto que Mesa alcanzó el 30,5 por ciento. De esta manera se amplía la tendencia que habían mostrado los boca de urna de Unitel y Fundación Jubileo la madrugada del lunes pasado. En un lejano tercer puesto se ubica el partido Creemos del candidato oriundo de Santa Cruza de la Sierra Luis Fernando Camacho con el 15 por ciento de los votos. En el cuarto lugar aparece el pastor evangélico Chi Hyun Chung con el 1,6 por ciento. En tanto que Feliciano Mamani del Partido Acción Nacional Boliviano cierra con 0,5 de los votos. La participación fue cercana al 87 por ciento, una de las más altas de la historia democrática en Bolivia e incluso del siglo XXI en toda América Latina, según autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Con estos resultados el MAS seguiría teniendo la mayoría simple tanto en la cámara de Senadores, como de Diputados. Sin embargo en Senadores no llegaría a los dos tercios necesarios para aprobar medidas clave como una reforma constitucional. El masismo deberá negociar allí con CC o Creemos. El partido de Arce pasaría de tener 25 senadores a 19, según las proyecciones realizadas por el diario Página 7 de Bolivia. En tanto que el partido de Mesa tendría obtendría entre 11 y 14 senadores. En tanto que Creemos se quedaría con dos. El Senado boliviano está compuesto por 36 escaños.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ