Ganó en seis de los nueve departamentos del pais y la división este-oeste  se hizo sentir

Elecciones Bolivia 2020: el MAS se impuso por goleada 

Festajo en El Alto.Festajo en El Alto.Festajo en El Alto.Festajo en El Alto.Festajo en El Alto.
Festajo en El Alto. 
Imagen: AFP

El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) Luis Arce se impone en seis de los nueve departamentos que componen Bolivia con el 80 por ciento de las mesas escrutas. A la habitual victoria del masismo en la región occidental del país (Pando, La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba), esta elección se sumó el triunfo en Chuquisaca. Por su parte el el candidato de Comunidad Ciudadana Carlos Mesa se quedó con los departamentos de Beni y Tarija. Luis Fernando Camacho, de la alianza Creemos, volvió a hacerse fuerte en sus pagos y punteó en Santa Cruz de la Sierra. El mapa electoral muestra la división histórica del país entre Oriente y Occidente. 

En Chuquisaca la definición fue cabeza a cabeza. Pero finalmente terminó imponiéndose la dupla Arce-Choquehuanca. En 2019 Mesa había ganado allí con el 44,2 por ciento. La fórmula Morales-Linera había alcanzado el 42,3 por ciento de los votos. Este año el MAS logró el 49 por ciento de los sufragios, en tanto que Mesa llegó al 46 por ciento. A diferencia de la fallida elección del 2019 en este departamento se vino a pique el candidato Hyun Chung. El pastor evangélico pasó de un ocho por ciento en 2019 a dos por ciento este año. Sin embargo la ciudad más importante de la región y capital del país, Sucre, apoyó al candidato de CC. Mesa obtuvo allí el 60 por ciento de los votos, en tanto que Arce alcanzó el 35 por ciento del electorado.

En La Paz el MAS obtuvo su diferencia más importante respecto al segundo candidato. Allí el binomio masista alcanzó el 67,4 por ciento, en tanto que CC obtuvo 29,7 por ciento, con el 67 por ciento de los votos computados al cierre de esta edición. De esta manera La Paz volvió a mostrarse como el bastión más importante del partido de Morales. En El Alto, que pertenece a este departamento, el binomio Arce-Choquehanca estableció una diferencia de 56 puntos respecto a Mesa: 76,7 contra 20,7 por ciento con el 72 por ciento de mesas escrutadas. En todos los demás departamentos donde se impuso Arce el segundo fue Mesa. La victoria en Cochabamba fue por 30 puntos (63 contra 33 por ciento, con el 65 por ciento de mesas escrutadas); en Potosí fue de 21 puntos (57 contra 36 por ciento, con 85 por ciento de las mesas computadas); igual diferencia en Oruro (58 contra 37 por ciento, con 75 por ciento del total escrutado); y finalmente en Pando la ventaja fue de 20 puntos (45 contra 25 por ciento, con la totalidad de las mesas cerradas). 

Respecto a 2019 el MAS perdió el departamento norteño de Beni. En octubre del año pasado Morales había conseguido allí una ajustada victoria: 34,87 por ciento para el MAS y 34,83 para CC. Este domingo la situación se revirtió con un 40,28 para Mesa y 33,12 para Arce. El candidato de CC también se quedó con Tarija, histórico bastión de la derecha boliviana en la denominada "Media luna". Allí el expresidente entre 2003 y 2005 sacó el 50,2 por ciento de los votos y el candidato del MAS alcanzó el 41,6 por ciento de los sufragios. En 2019 allí Mesa había obtenido el 42,4 por ciento del electorado.

Por último Camacho marcó su localía en Santa Cruz. Creemos obtuvo su única victoria departamental allí con el 45 por ciento de los votos, contra el 35 por ciento para la fórmula del MAS. Al cierre de esta edición allí se habían computado el 80 por ciento de los votos. A falta de un candidato local, en la elección del 2019 Mesa había obtenido en este departamento el 46,8 por ciento de los votos. En cambio el domingo pasado sólo alcanzó el 17,5 por ciento. Es decir que perdió más de 500 mil votos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ