Al diablo con el proyecto nacional

Ni peronistas ni macristas, ¡salteños pue!

Saénz decretó que solo vale la pertenencia a Salta y por poco no dio la extremaunción a los partidos políticos. Aunque no parezca, el ASPO sigue dos semanas más. Apología del linchamiento de parte de un diputado.
La ancha y emponchada avenida del medioLa ancha y emponchada avenida del medioLa ancha y emponchada avenida del medioLa ancha y emponchada avenida del medioLa ancha y emponchada avenida del medio
La ancha y emponchada avenida del medio 

“Yo ya no pertenezco a ningún ismo,
me considero vivo y enterrado”
Fito Páez. “Al lado del camino”

El gobernador Gustavo Sáenz acaba de decretar la muerte del sistema de partidos, por lo menos en Salta, al declamar en un acto de entrega de viviendas que necesita diputados nacionales que “le pregunten al gobernador qué necesita Salta y no se fijen qué necesita Mauricio Macri, Alberto Fernández o Cristina Fernández".

Tras haberse proclamado en plena pandemia como “el padre de todos los salteños”, ahora le da una vuelta de tuerca más al caudillismo y fija las fronteras geográficas de la provincia como la nueva pertenencia política, por encima, o directamente en vez, del peronismo, radicalismo, kichnerismo, macrismo y cualquier otro ismo, como dice Fito Páez.

Ahora se vendrá una nueva era de políticos que a la usanza de los futbolistas profesionales, dirán, por ejemplo, que de chicos eran peronistas, pero de grande se deben al partido que circunstancialmente les toca representar en cada elección. Eso sí, siempre dejando la vida por la selección, que en este caso sería Salta. Y todo bajo la prolija dirección técnica del gobernador de turno, encargado de determinar qué es lo que necesita Salta. Chau conflicto y así somos testigos de una reescritura vernácula del "Fin de la Historia" de Francis Fukuyama

No en vano el modelo que eligió Sáenz para graficar este nuevo paradigma de político fue Andrés Zottos. Señalado como el responsable de la pérdida de identidad del PRS tras la alianza que ocuparían como partenaires dentro del universo multipartidario del urtubeicismo. Se enfrentó virulentamente al propio Urtubey en las elecciones de 2013 siendo aún vicegobernador, tras lo cual regresó mansamente a las huestes del ex gobernador y terminó esos vaivenes encabezando en 2017 la lista a diputado nacional U, en una campaña que se cerró en la sede del PJ y en la que cuentan los memoriosos, se vio a un emocionado Zottos tratando de balbucear la marchita y tirando dedos en V como un compañero de la primera hora. 

Actualmente, como un jugador con el pase libre en su poder, parece anotarse en las filas del saencismo, aunque eso para el gobernador no exista. Mire entonces si no representa bien Zottos el modelo de político imaginado por Sáenz.

Igualmente, la punta del ovillo no estaría en los que Sáenz mencionó, Alberto, Macri y Cristina, sino en el que no nombró: Sergio Massa. El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación es el verdadero referente nacional del gobernador salteño y esta semana estaría por Salta, en una escala de la gira por el país que hace el tigrense para charlar personalmente con sus alfiles provinciales.

“Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud”, dice el dicho y bien podría aplicarlo Massa con Sáenz, ya que lejos de matar la identidad partidaria, el líder del Frente Renovador busca reforzarla convocando a un congreso para poder avanzar con esa herramienta electoral que le permita colocarse como el sucesor natural de Fernández, en 3 o 7 años, desde la avenida del medio oficialista, edificada en base a acuerdos con todos los sectores y la sumatoria de legisladores en las elecciones del año que viene.

Y ahí se verá la muñeca de Saénz para armar las listas “oficiales” salteñas en las que deberá conjugar las aspiraciones del albertismo, hoy canalizado principalmente en el PJ, y lo que pueda plantear el massismo con algún libero que puede ser el propio Zottos.

Por Salta se eligen tres diputados nacionales, a priori Sáenz tiene los votos para garantizar por lo menos uno, al igual que sus ¿ex socios? de Cambiemos. El último saldría de un mano a mano entre ambos, en el que podría terciar el kirchneralbertista Frente de Todos original si logra construir un candidato competitivo. Igualmente, en un año pandémico cualquier análisis a futuro debe actualizarse casi semanalmente y a 12 meses de las próximas elecciones estas conjeturas suenan a eternidad.

Que se vengan turistas de todas partes

“Nadie nos prometió un jardín de rosas
hablamos del peligro de estar vivos”
Fito Páez. “Al lado del camino”

ASPO eran los de antes”. Salvo que sea el dueño de Mercado Libre, cuyas acciones treparon en estos meses de encierro, no debe existir ningún nostálgico del aislamiento, y menos que afirme eso, aunque objetivamente no estaría errado si se compara lo que pasa ahora con lo que pasó en abril.

El viernes el presidente Alberto Fernández renovó el aislamiento para parte de Salta por dos semanas más, pero al día siguiente se autorizó a abrir a las canchas de fútbol 5, la pesca y las misas, que se sumaron a la apertura de los casinos, gimnasios, comercios y gastronómicos de semanas atrás.

Ahora faltaría que el COE cuente si esto está homologado por la misma Nación que horas antes dispuso nuevamente el ASPO, o si se trata de algo bajo poncho que los salteños deberemos manejar con suma discreción y haciéndonos los giles si un jujeño o porteño nos pregunta algo al respecto.

Por las dudas, ahora en la fila se ponen el teatro, cine y recitales que ya preparan protocolos para conseguir una reapertura postergada desde el inicio mismo de la cuarentena.

El ministro Juan Esteban en la semana decidió convertirse en el grinch de la Navidad y adelantó que veía difícil las reuniones para las tradicionales fiestas de fin año, pero evidentemente al COE también lo integran algunos elfos navideños que ayer anunciaron que a partir de ahora se toleran encuentros familiares de hasta 10 personas en lugares abiertos. 

Por lo pronto Francisco Aguilar, titular del COE, advirtió al pasar que el sistema de salud tiene el 80 por ciento de camas ocupadas y en las últimas 48 horas hubo casi 500 contagios. Pero da la sensación de que esta vez se sacará al coronavirus a lo guapo y si la cosa se complica Dios, el Señor del MilagroNación proveerán. Solamente un panorama alevosamente trágico podría torcer la decisión tomada por distintos sectores económicos de desafiar un eventual retorno a Fase 1 ordenado por el Gobierno.

Párrafo aparte para el turismo. Esta semana llegó el primer vuelo con pasajeros después de 7 meses con una expectativa mediática que parecía remontarse a 1930 cuando llegaban aquellos pioneros del aire y aterrizaban en el actual Aeroclub, único aeropuerto de ese entonces.

De esta manera se dio un primer paso para el retorno del ansiado turismo interprovincial, pero especialmente para la llegada de extranjeros de países limítrofes que ya adelantó el gobierno nacional que habilitará. Con cada dólar rindiendo casi dos veces más que la cotización oficial, hoy el país es literalmente una ganga para viajeros de otras latitudes, que, por ejemplo, con unos 6 dólares, pueden tomarse una botella de un vino premium cafayateño premiado internacionalmente.

Además esa cotización torna imposible cualquier intento de la mayoría de los argentinos de veranear en otro país, por más que la situación epidemiológica lo permita. A esto hay que sumarle el programa Previaje que devuelve parte del dinero invertido en turismo nacional y la reciente calificación a Salta como destino seguro dentro del contexto del coronavirus.

Entonces todos estos datos alientan las esperanzas de una muy buena temporada de verano, que aún con limitaciones, pueda ser el inicio de la reactivación de una de las actividades más golpeadas por el parate.

Discurso peligroso

“No es bueno nunca hacerse de enemigos
que no estén a la altura del conflicto…
…Que rondan por siniestros ministerios
haciendo la parodia del artista”
Fito Páez. “Al lado del camino”

La superficialidad partidaria descripta anteriormente es casi pintoresca en comparación a los planteos que pueden llegar a hacer ciertos referentes de la nueva política experta en ganar elecciones pero sin una formación sólida para la gestión.

El riesgo de andar con las redes sociales a flor de piel deja en reiteradas oportunidades al rey desnudo, tal como le pasó al diputado Ignacio Jarsún.

Con un alto perfil mediático en estos días a partir de su cruzada para armar a la policía con las pistolas Taser, ahora fue noticia por un, cuanto menos, desafortunado posteo en su facebook en el que calificaba como merecida la muerte por linchamiento del sospechoso de haber violado y matado a una niña en Tucumán.

Se puede entender la reacción de los vecinos y familiares, e inclusive hasta se puede justificarlos por esa mezcla de bronca e impotencia que sienten por lo que consideran una falta de respuesta de la policía, el Estado y la Justicia, pero de ninguna se puede aplaudir la acción, y mucho menos si el aplaudidor tiene un alto cargo institucional, vicepresidente primero de la Cámara de Diputados de Salta, y su función es hacer leyes.

Si un legislador habilita el linchamiento en masa como una salida válida para hacer Justicia, directamente hay que cerrar la Legislatura y los Tribunales, darle un arma a cada argentino y que gane el mejor. 

Jarsún, que con 34 años de edad ya acumula amplia experiencia en la política con dos mandatos de concejal, uno de intendente y va por su segunda vez como diputado, a esta altura debiera saber que además de decir lo que piensa, tal como se justificó, es necesario también pensar lo que dice, aunque eso represente menos likes en las redes pero más calidad institucional en un Estado de Derecho

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ