Con 45 votos a favor, 23 abstenciones y dos en contra

Presupuesto 2021: el Senado aprobó el proyecto, pero deberá volver a Diputados por un error en planillas anexas

Lo informó el presidente de la Comisión de Presupuesto del Senado, el oficialista cordobés Carlos Caserio. Pidió además a la Cámara baja que realice una breve sesión para ratificarlo. 

Un error administrativo demorará una semana más la sanción del Presupuesto 2021. El Senado aprobó con 45 votos a favor, 2 en contra y 23 abstenciones el proyecto del Gobierno e incorporó al texto oficial –por pedido del propio Ministerio de Economía-- las planillas de obras públicas dispuestas en el artículo 11, que por un “error involuntario” en la transmisión del sistema remoto no fueron incluidas en la media sanción de la Cámara baja pero que forman parte de lo presupuestado para el año próximo y publicado por la cartera económica. Ahora, Diputados deberá ratificar el cálculo de ingresos y egresos del Estado Nacional y el destino de esos recursos económicos en 2021 con la corrección realizada por la Cámara alta para su sanción definitiva. El traspié temporario no postergó un debate, donde el oficialismo respaldó las proyecciones del Gobierno y criticó duramente los cuatro años de gestión del macrismo, que cuestionó el “ajuste” presupuestario. Juntos por el Cambio planteó la "abstención" como "gesto" al primer presupuesto de Alberto Fernández pero no evitó votar dividido.

El presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Caserio, comunicó el "error" y la modificación al abrir el debate. El senador cordobés señaló que en la cartera que conduce Martín Guzmán (presente en el recinto de la sesión fue remota) el Presupuesto “se hizo como corresponde” y se cargó en la página web oficial del Ministerio, donde se pueden consultar las planillas, las que a su vez fueron parte del análisis que realizó la Oficina de Presupuesto del Congreso para el debate parlamentario. Pero Caserio afirmó que esas hojas “no ingresaron en el texto de la ley” aprobado por la Cámara de Diputados y “por más que estén en un formato digital, deben ser incorporadas”.

“Nuestro bloque no va a hacer ninguna modificación, ni va a agregar ninguna obra de ningún tipo. No va a haber ningún cambio del Presupuesto que viene de Diputados”, afirmó Caserio y pidió a la Cámara baja realizar “una breve sesión para ratificar este Presupuesto”. El "error involuntario" había sido advertido por el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, que pidió por nota a la Cámara baja la incorporación de las planillas, pero la media sanción ya había sido enviada al Senado.

Caserio también defendió las estimaciones del Gobierno: “Tenemos una idea del país, porque es parte de nuestra ideología, de nuestra formación, pero también tenemos una idea de la economía. Nosotros creemos que hay que crecer y para crecer hay que invertir, vamos a arriesgar para invertir". El Presupuesto contempla un crecimiento del PBI del 5,5 por ciento, pronostica una inflación del 29 por ciento, un gasto global de ocho billones de pesos y un déficit del 4,5 por ciento.

A su turno, el radical Martín Lousteau, criticó la incorporación de nuevos tributos y tras enumerar varios de ellos sugirió: “Muchas de estas cosas no son razonables. Como mínimo, la discusión merece una mejor calidad".

“Podemos pensar distinto, podemos tener diferentes proyectos de país, pero sorprende la imprudencia, la insensatez, la asombrosa impunidad con la que se expresan algunos que fueron gobierno hasta hace pocos meses y que nos dejaron un país devastado”, replicó el pampeano Daniel Lovera (FdT). Varios senadores oficialistas repasaron “los fracasos” presupuestarios del macrismo. Otros se encargaron de remarcar las obras que el presupuesto 2021 establece para sus provincias.

El jefe de la bancada macrista, Humberto Schiavoni, se refirió sin sonrojarse a que el presupuesto se discute en medio de la negociación con el FMI (por la deuda de 44 mil millones de pesos que contrajo Mauricio Macri) para acceder a un programa de facilidades extendidas que –afirmó-- “significan más condicionalidades” y que “el ajuste” en la fórmula jubilatoria es una muestra de ello. “Más que de repartir, hay que invertir. Pero nadie va a invertir si no respetamos la Constitución y la propiedad privada, o se reabre el perimido debate de la reforma agraria que atrasa un siglo”, insistió Schiavoni. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ