Un grupo "provida" difundió la actividad por redes sociales

Antiderechos convocan a escrachar a la diputada Laura Russo por estar a favor de la legalización del aborto 

Laura Russo, diputada del Frente de TodosLaura Russo, diputada del Frente de TodosLaura Russo, diputada del Frente de TodosLaura Russo, diputada del Frente de TodosLaura Russo, diputada del Frente de Todos
Laura Russo, diputada del Frente de Todos 

Los grupos anti derechos continúan organizando escraches en los domicilios particulares de los legisladores que están a favor de la legalización del aborto. A menos de una semana de que varios militantes "provida" se concentraran frente a la casa de Facundo Suarez Lastra, despertando el repudio de casi todo el arco político, estos grupos anunciaron que planean realizar un nuevo apriete el próximo jueves por la tarde en el domicilio de la diputada nacional del Frente de Todos, Laura Russo.

"Manifestación Provida. El pueblo argentino necesita diputados que defiendan a los argentinos por nacer. Sumate con tus amigos o grupo familiar a defender la vida juntos!", reza el flyer que comenzó a circular en las redes sociales en la última semana. El objetivo, esta vez, es la diputada de la Provincia de Buenos Aires Laura Russo, cuyo domicilio en Escobar aparece publicado en el flyer junto al hashtag "La Vida No Se Debate". 

Esta no es la primera vez que las agrupaciones autodenominadas "provida" convocan a realizar escraches en los hogares de les diputades que están a favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. El sábado pasado, un grupo de manifestantes concentró durante horas frente a la casa del diputado radical Facundo Suárez Latra, en el barrio de Palermo, con bombos, carteles y banderas para presionarlo por su postura. En su momento, el apriete de los anti derechos causó el repudio de dirigentes de distintos partidos políticos, desde la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, hasta de todo el Interbloque de diputados nacionales de Juntos Por el Cambio.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ