Un escándalo mundial promovido por el mandatario saliente

Manifestantes proTrump rompen el cerco de seguridad y se cierra el Congreso

Las autoridades del Congreso de Estados Unidos cerraron el edificio y suspendieron la sesión de ambas cámaras en las que se debía certificar la victoria presidencial de Joe Biden, luego que miles de simpatizantes del mandatario saliente Donald Trump rompieran el cerco de seguridad y tomaran las escalinatas y la entrada del Capitolio.

La sesión especial del Congreso de Estados Unidos para validar la victoria electoral de Joe Biden tuvo que ser suspendida luego de que una manifestación de seguidores del presidente saliente Donald Trump se enfrentara con la Policía en las afueras del edificio y varios de ellos lograran ingresar al Capitolio.  "Una turba irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos para revertir una elección. Un golpe en marcha", denunció un legislador a través de las redes sociales. 

En el mismo tono que varios legisladores, el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, denunciara que los congresista que aún responden a Trump están respaldando un "intento de golpe". Rápidamente comenzaron a viralizarse las imágenes de manifestantes ProTrump enfrentando a las fuerzas de seguridad dentro del edificio, que ya había sido evacuado por los legisladores. 

Minutos después, el presidente electo Joe Biden ofreció una breve conferencia en la que le pidió a Trump que "dé un paso al costado" en su intento de desconocer las elecciones presidenciales de noviembre. "Las escenas de caos en el Capitolio no reprensentan lo que somos", aseguró Biden y calificó a quienes ingresaron al edificio legislativo como "un par de extremistas". "¡Tiene que terminar ahora!", exigió Biden en directa referencia a Trump.

Un demorado llamado a la paz

El presidente saliente Donald Trump había escrito un breve mensaje en su cuenta de Twitter llamando a la paz y pidiéndole a sus seguidores que respentarán "la ley y el orden" poco después de que se vieran las primeras imágenes de la irrupción en el Capitolio. 

Pero luego de la conferencia de Biden, el mandatario multimillonario publicó un video de un minuto reiterando el llamado de paz, pero sosteniendo sus denuncias respecto del fraude electoral. "Sé de su dolor. Tuvimos una elección que nos fue robada, todo el mundo lo sabe, sobre todo del otro lado. Pero es tiempo de ir a casa, es tiempo de paz", les dijo Trump a sus seguidores. 

Trump mantuvo las denuncias de fraude electoral desde el día en que se reconoció la victoria electoral de Biden e incluso lo había anticipado durante la campaña electoral. Y su discurso incendiario no cesó hasta minutos antes de que se produjeran los incidentes. 

De hecho, él fue quien le solicitó a sus seguidores que se manifestaran en contra de la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre. Y horas antes de los incidentes mantuvo un cruce con su propio vicepresidente Mike Pence.  

"Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger a nuestro país y nuestra Constitución", tuiteó Trump. "¡EEUU exige la verdad!", agregó en repudio a la decisión de Pence de emitir un comunicado en el que adelantaba que no intervendría para detener el procedimiento constitucional de ratificación del triunfo de Biden.

AFP

"Es un intento de golpe y está ocurriendo en Estados Unidos"

Mientras en las afueras del Capitolio se registraban los primeros incidentes con la Policía, las autoridades legislativas declararon un cierre de las instalaciones y los legisladores comenzaron a relatar en vivo,  a través de las redes sociales, lo que sucedia en el edificio y las oficinas cercanas.  

"Estábamos viendo a manifestantes agredir a la policía del Capitolio", relató la legisladora republicana Nancy Mace en un tuit. "Una turba irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos para revertir una elección. Un golpe en marcha", tuiteó la representante Val Demings.

AFP

"Esto es anarquía. Es un intento de golpe. Y está ocurriendo en Estados Unidos a causa de legisladores ilícitos", alertó el congresista Seth Moulton. Otros que también describieron el asalto como un intento golpista, acusaron a Trump de incitar a los manifestantes cuyas protestas detuvieron la confirmación en el Congreso de la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre.

"El presidente está incitando al terrorismo doméstico", dijo el representante Mark Pocan.

          

Twitter

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ