Las dosis se exportarán a distintos países de América latina

Sputnik V: un laboratorio brasileño producirá ocho millones de vacunas

Imagen: EFE

A partir del 15 de enero, en Brasil se fabricará la vacuna Sputnik V contra el coronavirus. Así lo confirmó el director de la empresa farmacéutica brasileña União Química, Rogério Rosso, al asegurar que prevén la producción de ocho millones de dosis.

De acuerdo al comentario de Rosso en el portal CNN Brasil, todas las dosis producidas en Brasil de la vacuna creada por el Centro Nacional Gamaleya se exportarán distintos países de América latina, entre ellos, Argentina. Para validar el proceso de fabricación, una delegación de la Unión Química aterrizará, este lunes, en Moscú para reunirse con el Fondo Ruso de Inversión Directa, que financió la investigación y producción del Sputnik V.

Mientras tanto el laboratorio brasileño espera la autorización de Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil) para iniciar las pruebas de fase 3, etapa que permite que la vacuna se aplique a la población para evaluar su eficacia y posibles efectos secundarios.

Nueva tanda de vacunas desde Rusia

Y mientras se resuelve la producción de la Sputnik en Brasil, el Gobierno nacional confirmó que una segunda tanda de dosis de la vacuna llegará a la Argentina a mediados de mes, mientras continúa el operativo de vacunación, con al menos 70 mil personas ya inoculadas.

Tal como ocurrió con la primera tanda de vacunas, un avión de Aerolíneas Argentinas partirá rumbo a Rusia posiblemente durante la próxima semana para "buscar las dosis complementarias de la primera aplicación" de la vacuna Sputnik V, según confirmó el Ministerio de Salud. En el Gobierno se presume que el vuelo partirá rumbo a Moscú el jueves 14 de enero, a las 8:35, y regresará el 15 a la medianoche con el cargamento. 

"Compramos un total de 20 millones de esa vacuna, así que va a empezar a ser casi incesante el traslado de vacunas a la Argentina", precisó Ginés González García. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ