La salud del expresidente se deterioró en el último año

Los últimos días de Carlos Menem

Carlos Menem junto a Zulema YoomaCarlos Menem junto a Zulema YoomaCarlos Menem junto a Zulema YoomaCarlos Menem junto a Zulema YoomaCarlos Menem junto a Zulema Yooma
Carlos Menem junto a Zulema Yooma 

La salud de Carlos Menem se había deteriorado notablemente en el transcurso del último año de la pandemia. El expresidente tenía 90 años debió ser internado en varias oportunidades y sobre fines del 2020 su familia incluso tuvo que salir a desmentir el rumor de que había muerto. Finalmente falleció este domingo y su exesposa Zulema Yoma fue una de las primeras en confirmar su deceso.

El estado de salud del expresidente tuvo varios idas y vueltas en sus últimos tiempos. En junio del año pasado, el exmandatario fue diagnosticado una neumonía bacteriana y terminó hospitalizado por un cuadro de baja saturación en sangre.

Menem sufriría una nueva complicación un día después de cumplir los 90 años, el 3 de julio de ese mismo año, dos días después de haber recibido el alta. En ese momento fue trasladado al área de terapia intensiva de la clínica ubicada en el barrio de Palermo. 

Hacia fines del 2020, Menem estuvo internado en el sanatorio Los Arcos. Había ingresado a mediados de diciembre y, el día previo a Navidad, sufrió una insuficiencia renal que lo llevó a un coma inducido por sus médicos. Por ese motivo no pudo estar presente durante la votación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Hace aproximadamente un mes, el 9 de enero de 2021, Menem salió del coma inducido en el cual estuvo un total de 15 días (desde el 24 de diciembre). A lo largo de los últimos tratamientos y cuidados fue testeado por Covid. Sus resultados dieron negativo. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ