Inauguración de las sesiones ordinarias en la provincia de Buenos Aires

Kicillof: "La pandemia nos obligó a cambiar la hoja de ruta"

En la apertura del año legislativo, en una sesión mixta, remota y presencial, el gobernador Axel Kicillof recordó que el año pasado se había comprometido a reconstruir la Provincia, pero "la pandemia obligó a replantear la hoja de ruta". Sin embargo, aclaró que el coronavirus "solo pospuso nuestros sueños y objetivos". 

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dio inicio, pasadas las 18, al acto de apertura del 149° período de sesiones ordinarias de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, y exhortó a la población a apoyar el plan de vacunación en marcha.  

“Cuando empezó esta pandemia era difícil pensar, hasta soñar, que íbamos a contar con una vacuna en el corto plazo”, expresó el gobernador, y enfatizó que “el año pasado fue el año de la pandemia, pero este año va a ser el año de la vacunación y la reconstrucción de la provincia de Buenos Aires”.

Kicillof aseguró que su principal tarea es “liderar un plan eficaz y confiable” y ratificó que “no vamos a privatizar la vacunación”. “Llevamos aplicadas hasta hoy 469.599 vacunas entre los bonaerenses. Hay casi medio millón de bonaerenses que van a poder empezar a recuperar lo perdido”, destacó.

“Fuimos la primera provincia en poner en marcha ese plan de vacunación. La vacuna representa un alivio y una esperanza, por eso hay que concientizar y no olvidar que algunos trataron de boicotear la vacunación. Hoy muchos de los que nos exigen más velocidad son los mismos que nos acusaban de envenenamiento”, afirmó

Al mismo tiempo, se comprometió en garantizar la transparencia del proceso de inoculación, y explicó que se agregó tanto en la página web como en la aplicación "un botón para denunciar a aquellos que se han vacunado sin que les corresponda”. Además, detalló que se les va “pedir a quienes tengan una enfermedad que firmen una declaración o presenten un certificado que lo avale”.

Finalmente, manifestó su conformidad con el funcionamiento del sistema de preinscripción, en el cual, aseguró, “ya se anotaron más de tres millones de bonaerenses”.

“La campaña de vacunación es un camino de salida de la pandemia de coronavirus”, celebró.

En una Asamblea bajo la modalidad mixta, presencial y virtual, para mantener el protocolo de aforo del treinta por ciento de presencialidad en el recinto, el gobernador ingresó acompañado por la vicegobernadora, Verónica Magario, y el titular de la Cámara de Diputados provincial, Federico Otermín.

Kicillof inició su discurso con un repaso de lo acontecido en el último año, y las distintas acciones que llevó adelante el gobierno bonaerense para hacer frente a la emergencia sanitaria, social y económica que trajo consigo la pandemia de coronavirus.

“En la última asamblea legislativa, hace un año atrás, me comprometí a trabajar sin descanso para reconstruir y a transformar la justa estructura de la Provincia. Lo que no sabíamos aquel primero de marzo era lo que empezaríamos a vivir unos días después”, afirmó.

“Todavía cuesta creer y comprender la excepcionalidad de la época que estamos viviendo. La pandemia nos cambió la vida a todos, y como Gobierno nos obligó a cambiar la agenda. Fue un año muy duro, de distancia, de encierro, de aislamiento, de dolores, de privaciones. Nos acostumbramos en este último tiempo a contar enfermos y muertos”.

“Hemos comprobado de qué manera una pandemia castiga y lastima a todas las sociedades. Y si bien la pandemia nos cambió la vida, no modificó nuestros sueños de gestión. Seguimos luchando contra este virus, pero al mismo tiempo estamos poniendo los cimientos para la Provincia de la pos pandemia”, sostuvo.

"Quiero agradecer al pueblo bonaerense por su aporte solidario y a los intendentes de los 135 municipios por trabajar incansablemente, y codo a codo a pesar de las diferencias. Una mención especial al personal de la Salud por su trabajo heroico, y a los docentes porque, a pesar de las dificultades, mantuvieron la continuidad pedagógica durante todo el año".

Por último, en la lista de agradecimientos, el gobernador mencionó a las fuerzas de seguridad, “que nunca abandonaron las calles y siempre estuvieron cuidándonos”. También, hizo una mención especial al presidente Alberto Fernández por su gran gestión frente a la pandemia. “Afortunadamente esta pandemia nos encontró con un presidente que no vino a decir ‘sálvese quien pueda’”, aseguró. 

Sistema de Salud

“Estaban todas las condiciones dadas para que el virus colapsara la provincia de Buenos Aires: un sistema de salud diezmado, superpoblación, una crisis económica profunda. Todos estos factores llevaban al colapso de la Provincia, pero, mientras todos esperaban que sucediera, finalmente no pasó”. “Por el contrario, vamos a dejar después de esta experiencia un sistema de salud fortalecido”, agregó el mandatario.

Reconstrucción y transformación

Más adelante, Kicillof  aseguró que "un año después de la llegada del virus, puedo decir que nuestra Provincia está de pie y lista para comenzar una tarea de reconstrucción y transformación”.

"La reconstrucción del estado provincial requiere desandar las injusticias, y tenemos la fuerte decisión de recuperar los recursos que pertenecen a la Provincia. Además, contamos con un Presidente comprometido en lograr una distribución más equitativa y menos injusta".

"Nuestra provincia es la provincia más rica, pero también la más desigual -continuó el gobernador-. Esta injusta distribución de los recursos tiene una génesis histórica, pero eso no quita que debemos trabajar para revertirlo. Debemos ser un estado que garantice derechos para todos: una vida digna, segura y feliz”.

"El Estado, durante la pandemia, ayudó y apoyó a todos. Extendimos la mano para ayudar absolutamente a todos. Si bien en una situación así nada es suficiente, estoy seguro de que hubiera sido mucho peor si no hacíamos nada", precisó. 

La herencia

“No los quiero demorar hablando de herencias. Solamente, voy a mencionar cinco datos, para recordar cuál fue nuestro punto de partida”, detalló Kicillof.

“Asumimos después de un período de políticas neoliberales. EL producto en la Provincia había caído casi 6 puntos durante los cuatro años. La industria y el comercio cayeron más, que perdieron 14 y 13 puntos, respectivamente.

"Se perdieron 64 mil puestos de trabajos formales, y 15 puntos de salario real; la inflación acumulada en los últimos cuatro años fue del 280 por ciento; la salud sufrió un ajuste de 16 puntos, la ciencia y la tecnología de 14 puntos, las fuerzas de seguridad de 28 puntos, y también hubo recortes en los servicios sociales. Había un ajuste salvaje. Nuestra provincia era tierra arrasada”.

Plan de reconstrucción de las unidades carcelarias

“Cuando asumimos había huelga de hambre en las penitenciarías de la provincia de Buenos Aires. Había una superpoblación histórica en las cárceles de toda la provincia”.

“Empezamos resolviendo la cuestión coyuntural: pagamos deudas por más de 500 mil millones de pesos y pudimos regularizar la entrega de alimentos y medicamentos en las penitenciarías. Pusimos en marcha el plan de fortalecimiento integral de las cárceles bonaerenses. Inauguramos 1222 nuevas plazas. En un año hicimos más para expandir un sistema colapsado que durante toda la gestión anterior. Además, durante este 2021, vamos a crear un sistema de hospitales penitenciarios", dijo el gobernador.

Medidas frente a la crisis de la Covid-19

En otro tramo de su intervención, el gobernador recordó que "desarrollamos un sistema centralizado para el registro de camas en toda la Provincia y la distribución de pacientes". "La Covid trajo muchas desgracias, pero vamos a salir de esta situación con un sistema de Salud organizado, fortalecido y listo para atender mejor a los y las bonaerenses”, dijo.

El funcionario también recordó que "se finalizaron 125 obras del sistema sanitario. Ampliamos la red de laboratorios. Reorganizamos la línea 148, incrementando el número de operadores, y ahora funciona las 24 horas del día”.

“Se pusieron en funcionamientos 20 unidades sanitarias móviles y 12 hospitales modulares." "Pasamos de tener 883 camas públicas de terapia intensiva -añadió- a 2183. No fue el destino, ni el azar sino el trabajo de cada uno de los dirigentes políticos que se cargaron al hombro la pandemia”.

Las consecuencias económicas de la pandemia

En su segundo discurso ante la asamblea legislativa provincial, Kicillof se refirió también al impacto del coronavirus en variables económicas y sociales, que tuvo su correlato en la recaudación nacional, provincial y municipal, y agradeció a nuevamente al presidente Alberto Fernández "por brindarnos el apoyo para poder mantener y continuar con las funciones básicas de cada municipio”.

“El gobierno provincial realizó una asistencia de más de 30 mil millones de pesos en los 135 municipios. En ningún municipio se dejaron de pagar los sueldos, ni se dejó de recolectar los residuos, ni se frenó las obras de infraestructura esenciales”, precisó.

Fuerzas de seguridad

El gobernador bonaerense repasó también la situación de "gran abandono" de las fuerzas de seguridad, "atribuible en parte a las políticas neoliberales, pero también a los problemas estructurales históricos (...) que licuado el sueldo de sus integrantes. Por eso, una de las primeras medidas, fue equiparar los sueldos de la Bonaerense con los de la Policía Federal Argentina. Era un reclamo histórico y se hizo”.

Crisis habitacional

En cuanto al déficit habitacional de la provincia más grande de la Argentina, que se calcula en más de un millón de unidades entre viviendas y problemas habitacionales, el gobernador reivindicó el lanzamiento del programa Unidad de Tierra y Vivienda, "que busca dar respuestas de fondo, no inmediatas ni en un año, a un tema que viene olvidado durante años. Se trata de un necesario ordenamiento territorial de la provincia".

"Estamos construyendo viviendas y otorgando lotes con servicios, pero también estamos avanzando en el ordenamiento territorial y urbano con los 135 municipios" del distrito, aseguró.

La vuelta a clases

Tras repasar las críticas recibidas durante el primer año de la pandemia acerca de la suspensión de las clases presenciales y recordar que en los últimos años lo habitual era que las clases no empezaran en el distrito por conflictos gremiales, Kicillof reivindicó el plan “Escuelas a la obra”, que contempla los problemas estructurales en los edificios escolares, “esos que no se ven, pero que afectan a diario a los chicos y docentes”.

“Por segundo año consecutivo, se llegó a un acuerdo de paritarias con los gremios docentes y, hoy, 1o de marzo, iniciamos las clases en todo el territorio de la Provincia”, celebró el mandatario.

Plan de reactivación

El gobernador bonaerense detalló los planes para los próximos meses, que tienen como objetivo lograr la “reactivación de la provincia de Buenos Aires”. En este sentido, dio a conocer una serie de programas que se pondrán en marcha en 2021 para “crear empleo, potenciar la producción y reactivar la economía”.

Entre los anuncios se destacan el Plan de infraestructura; la Ley de fortalecimiento Productivo y el Programa de financiamiento para la recuperación productiva (diferentes líneas de créditos para los productores); el Programa comprar más cerca (una canasta de productos para pequeños comercios, mercados y supermercados de cercanía, que permitirá cuidar el bolsillo de los y las bonaerenses), y el Programa cuidar oficios.

“La provincia de Buenos aires se pondrá de pie y en marcha en este 2021. Habrá un Estado y un gobierno que trabajará sin descanso. Nuestra provincia merece una página nueva en su historia. Es hora de volver a empezar”, señaló Kicillof.

Y concluyó: “El año pasado fue duro y triste, pero creo que con la batería de medidas y el esfuerzo que nos proponemos hacer, este año es el comienzo de una historia diferente para la provincia de Buenos Aires”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ