Recuperación de la producción en yacimientos y en ventas de combustibles

El último trimestre del año pasado empezó a dar respiro a YPF

El resultado neto de 2020 arrojó una pérdida de 1098 millones de dólares equivalentes, recortando en más de 540 millones de dólares en el cuarto trimestre la pérdida acumulada durante los 9 meses al 30 de septiembre. 
En términos de costos, YPF continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30 por ciento en 2020 en comparación el año anterior. En términos de costos, YPF continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30 por ciento en 2020 en comparación el año anterior. En términos de costos, YPF continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30 por ciento en 2020 en comparación el año anterior. En términos de costos, YPF continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30 por ciento en 2020 en comparación el año anterior. En términos de costos, YPF continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30 por ciento en 2020 en comparación el año anterior. 
En términos de costos, YPF continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30 por ciento en 2020 en comparación el año anterior.  

YPF recortó parte de las pérdidas del año 2020 en el cuarto trimestre en base a la recuperación de la demanda y la reversión de cargos por deterioro de activos en el marco del nuevo plan de estímulo al desarrollo del gas natural. 

En línea con una mayor normalización de la actividad económica, la demanda de combustibles aumentó más de un 15 por ciento en el cuarto trimestre respecto del trimestre anterior, sobrepasando las estimaciones previas. A diciembre 2020, los volúmenes de venta muestran todavía una contracción de 7 y 6 por ciento para las naftas y el gasoil, respectivamente, respecto a diciembre del año anterior, recortando la fuerte caída de alrededor del 70 y 35 por ciento respecto al año anterior que registraron las naftas y el gas oil respectivamente en abril pasado. 

Por su parte, el nuevo plan de estímulo para el desarrollo del gas natural lanzado por el Gobierno generó visibilidad de precios de mediano plazo y puso en valor ciertos recursos no explotados por la compañía que permitieron la reversión del cargo por deterioro de activos de gas del segundo trimestre de 2020. 

El resultado neto de 2020 arrojó una pérdida de 1098 millones de dólares equivalentes, recortando en más de 540 millones de dólares en el cuarto trimestre la pérdida acumulada durante los 9 meses al 30 de septiembre. 

La producción total de hidrocarburos alcanzó los 467 mil barriles de petróleo equivalentes por día en 2020 (-9 por ciento respecto a 2019) afectada especialmente por el freno en la actividad en el segundo y tercer trimestres del año producto de la pandemia covid-19. 

En términos de costos, la compañía continuó con sus esfuerzos por ganar eficiencia llevando a una reducción cercana al 30 por ciento en 2020 en comparación el año anterior. Tras la salida de la parálisis generada en los primeros meses del ASPO, la compañía logró reanudar gradualmente la actividad en los yacimientos. 

Al final del año, YPF tenía más de 80 equipos de torre en operación en comparación con un promedio inferior a 20 equipos en el segundo trimestre. En el no convencional, durante 2020 se alcanzó la mayor cifra de producción de shale desde que comenzaron los desarrollos en 2013 con 101 mil barriles equivalentes de petróleo por día. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ