Medidas restrictivas de circulación y actividades 

Para contener la ola de contagios 

La idea es reducir la asistencia a lugares de trabajo y acotar la nocturnidad a niveles similares a los conocidos antes del verano. 
Se espera que el proceso de vacunación continúe a buen ritmo. Se espera que el proceso de vacunación continúe a buen ritmo. Se espera que el proceso de vacunación continúe a buen ritmo. Se espera que el proceso de vacunación continúe a buen ritmo. Se espera que el proceso de vacunación continúe a buen ritmo. 
Se espera que el proceso de vacunación continúe a buen ritmo.  

"Con más de 20.000 casos en el país y cerca de 1300 en la provincia de Santa Fe, es imposible seguir como si nada estuviera ocurriendo", dijo a Rosario/12 una alta fuente del gobierno provincial al ser consultado sobre posibles medidas restrictivas de circulación y actividades con el objeto de contener la creciente ola de contagios. En Rosario, los 503 casos confirmados ayer está a la altura de los momentos más complicados del sistema de salud, aunque los indicadores de camas generales y camas críticas están por debajo de aquellos días en que se puso al borde del estrés al sistema de salud. "Este es el tema principal, el incremento vertiginoso de casos es lo que puede tensionar la estructura", sostuvo un funcionario de Salud que a la vez se mostraba esperanzado con que el proceso de vacunación "continúe a este ritmo y lleguemos al pico --imposible de precisar ahora-- y a las bajas temperaturas con un millón de santafesinos con primera dosis aplicada".

Lo cierto es que los números siguen subiendo y el tiempo de duplicación se va abreviando, el Rt subió a 1.7. En este contexto es que el gobernador Omar Perotti anticipó: "Estamos conversando acciones para resguardar el mayor nivel de actividad posible con el menor desplazamiento de gente y el cuidado". Pasado a términos prácticos esto implicaría en principio la reducción del tránsito y circulación a partir de las 20. Esta situación afectaría principalmente a los grandes conglomerados urbanos y su aplicación y control recaería sobre los intendentes y jefes comunales. 

En ese sentido, desde la Municipalidad de Rosario no adelantaron el temperamento a seguir ya que hasta las 24 del día 9 rige un decreto que permite actividades hasta las 0 los días hábiles y una hora más los fines de semana y vísperas de feriados. "Pedimos opiniones y sugerencias a los intendentes y presidentes comunales, las distintas realidades van a respetar esas diferencias", dijo el gobernador a Radio2 en relación a las medidas restrictivas.

Rosario vive una escalada que no solo se refleja en el creciente número de contagios, exhibe todos los indicadores a la suba. Desde el número de testeos e hisopados --especialmente en el Hospital Carrasco-- que se han duplicado, la positividad que está por encima del 50% y un progresivo aumento en la ocupación de camas, aún estando suspendidas desde hace una semana las cirugías programadas. En menos de un mes se pasó del 63 al 73 % las camas críticas y del 12 al 15% las ocupadas por Covid. Frente a este panorama, en los equipos de Salud --especialmente en el sector público-- no caben dudas acerca de la necesaria aplicación de medidas que limiten la circulación. A esas pautas habrá que agregar mayor eficiencia en los controles y una mejora en los servicios como el transporte que no solo deberá garantizar la ventilación de las unidades sino revisar la frecuencia y aumentarla para evitar el hacinamiento.

"No hay grandes secretos -dijo Perotti-, la provincia de Santa Fe ha mantenido una línea de trabajo tratando de resguardar la mayor cantidad de acciones con el mayor cuidado y esto es válido para la segunda ola". El gobernador volvió a apelar a " la responsabilidad de cada uno de nosotros, extremando los protocolos y desplazándose lo menos posible".

En cuanto a las medidas a adoptarse, la idea en principio es mantener la presencialidad escolar, reducir la asistencia a lugares de trabajo que pueda ser reemplazada por la virtualidad (teletrabajo) y acotar la nocturnidad a niveles similares a los conocidos antes del verano. Esto se irá revisando día tras día y a partir de eso se irán implementando medidas al efecto.

"Creemos que podemos ir reduciendo el horario en bares y restorantes pero lo más importante es que si no circulan vehículos se limitan las reuniones y fiestas clandestinas", dijo un funcionario rosarino. "Lo mismo habrá que hacer con los viajes de estudio y el turismo en general", agregó la fuente.

 

Si bien es preocupante el número de contagios y la franja etérea que tiene mayor cantidad --adolescentes y adultos jóvenes-- eso mismo, sumado a la campaña de vacunación llevan cierto alivio al sistema, al menos en estos días. La situación podría complicarse con la llegada de las bajas temperaturas y las patologías no-covid estacionales, concurrentes y en ese caso el peligro de saturación del sistema sería más cercano al que se advierte hoy con un leve pero sostenido crecimiento de ocupación de camas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ