El presidente del Astillero Río Santiago, Pedro Wasiejko, celebró la decisión del gobierno de que la red fluvial troncal del Río Paraná, llamada Hidrovía, sea estatizada por 12 meses tras el vencimiento de la concesión, que fue prorrogada meses atrás.

 “Es un paso importantísimo”, señaló Wasiejko, quien recordó que desde 1995 la Hidrovía estuvo en manos del sector privado de manera absoluta y que "el Estado no tenía participación". 

"Los privados decidían desde el peaje que se cobraba hasta las obras que se realizaban", señaló en diálogo con Víctor Hugo Morales por AM750. En este sentido, el titular del Astillero Río Santiago señaló que con la decisión del Poder Ejecutivo la recaudación de la Hidrovía se hará a través de un ente estatal.

Grupo Octubre · Pedro Wasiejko

"Acá se cobraba 3.06 dólares por tonelada cuando la media internacional es de 2.06 dólares la tonelada", expresó. 

Además, Wasiejko señaló que la administración de los privados era más cara para los productores comparado con lo que sucede a nivel internacional. "Está decisión favorecerá a los productores locales y a la industria nacional", sostuvo. 

El fin de la concesión

El fin de la prolongación de la concesión en los términos que rigieron en los últimos 25 años y el cobro del peaje o canon a cargo de un organismo del Estado son las reivindicaciones centrales que plantea desde hace tiempo un sector del Frente de Todos por el fin de la concesión.

La actual concesión está en manos del consorcio que conforman la empresa belga Jan de Nul y la local Emepa, de Gabriel Romero. 

Según publicó Página|12, la intención de la compañía belga es continuar prestando el servicio de dragado, aunque también trascendieron las diferencias "insalvables" que mantiene con su socio, Emepa, por lo cual es más que probable que no se vuelvan a presentar juntos. Emepa se ocupa del balizamiento del río, una tarea que no requiere de tecnología internacional para su realización.