Emilio Córdova-Maxim Rodshtein, Olimpíada de Bakú 2016
Creativo y versátil

Emilio Córdova es uno de los más talentosos exponentes del juego en nuestra región. En busca de dar rienda suelta a su creatividad, es normal verlo apartarse rápidamente de los caminos más explorados de la teoría e ir –en lo que él mismo define como un intento de “sacar de la zona de confort” a sus rivales– en busca de posiciones en las que pueda imponerse quien tenga mejor comprensión del juego.

La partida escogida es de la última olimpíada –histórica para su país, y en la que tuvo la responsabilidad de ocupar el primer tablero– frente a un fuerte jugador israelí. En ella da muestras de su versatilidad para adaptarse a distintos escenarios, y en todos forzar al rival a jugar con justeza: desde un planteo sólido en la apertura, un rápido ataque sobre el flanco rival que fija debilidades en ese sector, a un traslado repentino de las acciones al flanco dama en donde, sacrificio de peón mediante, consigue una invasión decisiva a la séptima fila rival.

 1.Cf3 c5 2.c4 se plantea una inglesa simétrica 2...Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Ag5 Ab4 7.Tc1 h6 8.Ah4 g5 9.Ag3 Ce4 10.e3 más usual es 10.Cdb5 para evitar la ruptura de la cadena de peones en c3. Córdova decide priorizar los factores dinámicos de la posición, terminar rápido su desarrollo y atacar el ya debilitado flanco rey del rival. 10...d5 11.Ae2 0-0 12.0-0 Axc3 13.bxc3 el deterioro en la estructura de peones blanca tiene suficiente compensación en el desarrollo y coordinación de las piezas blancas y las debilidades del flanco rey rival. dxc4 13...Cxg3 era una alternativa razonable, aunque las blancas hubieran contado tanto con la sana 14.hxg3 como con la sugestiva 14.fxg3!?, que abre la columna f para el ataque 14.Axc4 Ad7 15.Ad3!? Emilio no disimula sus intenciones contra el enroque del israelí 15...Cxg3 16.hxg3 e5 17.Dh5!? el ataque del blanco ha comenzado. 17...Df6 se vuelve imperioso defender h6, pues capturar en d4 traería consecuencias desastrosas para el segundo jugador. Si 17...exd4 seguiría 18.Dxh6 18...f5 (si 18…Te8 19.Ah7+ conduce al mate) 19.Ac4+ Tf7 20.Dg6 con ventaja decisiva) 18.Cb3 Tad8 19.Ab1 b6 20.f4 es curioso ver como la iniciativa blanca se apoya en el avance de peones sostenidos por sus torres, primero el “f” y luego el “c” 20...Dg7 21.f5 forzando la respuesta del texto, que deja al negro con el enroque expuesto y con la obligación de jugar la posición con suma precisión 21...f6 22.Ae4 Ce7 23.De2 Df7 24.c4! creando problemas prácticos, pues si el negro no logra detener satisfactoriamente al peón c, la torre de “c1” y el caballo de “b3” cobrarán mucha actividad 24...Aa4? Rodshtein falla en el momento crítico de la partida y su posición se derrumba, la idea de cambiar el alfil por el caballo de “b3”, que no parece ser una pieza peligrosa, luce incorrecta. Tiene mejor aspecto 24...De8 con idea de evitar c5 (que se respondería con Ab5) y preparar Ac6 25.c5!± Axb3 26.axb3 bxc5 27.Txc5 Dxb3 28.Tc7! el peón de menos está ampliamente compensado por la invasión a la 7ª fila ante la imposibilidad para las negras de evitar la maniobra Tb1-Tb7 28...Tf7 29.Tb1 Da4 30.Ac2! Da5 31.Tbb7 Td2 32.Dc4! Cd5 33.Tc8+ Emilio cuenta con muchas maneras de ganar, pero había una que se destacaba por su belleza: 33.Txf7 que parece caer en la trampa del negro 33...Txg2+ 34.Rxg2 Cxe3+ 35.Rh3 Cxc4 36.Tfd7! y el mate es inevitable 33...Rg7 34.Txf7+ Rxf7 35.Ae4! Re7 si 35...Rg7 36.Dc6! gana como en la partida 36.Dc6 Td1+ 37.Rh2 y las negras abandonaron. 1-0