El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ultima los detalles para lanzar un sistema de estacionamiento medido 100 por ciento digital. Si bien se espera que la fecha de lanzamiento de esta iniciativa ocurra entre esta semana y la siguiente, fuentes de la Secretaría de Transporte explicaron a Página/12 que aún no hay una fecha precisa para su puesta en marcha. De todos modos, adelantaron algunos detalles del funcionamiento.

El nuevo sistema que planifica la ciudad es sin parquímetros ni cospeles. Para ello, en una primera instancia, quienes viven en la zona tarifada deberán iniciar los registros para poder estacionar de forma gratuita en un radio de 300 metros de su domicilio una vez que se implemente el nuevo sistema. Esto afecta a los barrios de Retiro, Monserrat, San Nicolás, San Telmo, Recoleta y Balvanera.

Cómo funcionará la app de estacionamiento medido en la Ciudad de Buenos Aires

Con el nuevo sistema, a través de una aplicación móvil de descarga gratuita llamada Blinkay, los conductores podrán cargar su patente para generar el pago del estacionamiento a través de plataformas de pago.

Esto no implica que la aplicación sea la única alternativa: los comercios serán una opción para aquellos conductores que no cuenten con Whatsapp o no tengan teléfonos inteligentes.

En este sentido, tal como hoy sucede con la venta de los cospeles, los comercios podrán vender “horas de estacionamiento” obteniendo comisiones por este servicio.

Blinkay, la app que reemplazará a los parquímetros

Blinkay es una aplicación que ofrece el servicio de estacionamiento medido en varias ciudades del mundo, entre ellas Barcelona, Madrid, Ciudad de México, Toronto y Ottawa, entre otras.

Para crear un usuario y utilizar la aplicación se deben seguir tres pasos: primero, buscar “Blinkay” en App Store o en Google play y descargarla; luego, con una dirección de mail, configurar el nombre de usuario y contraseña y elegir un método de pago; finalmente, hay que introducir en qué tipo de zona se estacionó y seleccionar el tiempo a abonar.

El mecanismo de control también cambiará. Se debe a que con la aplicación, ya no habrá ningún comprobante físico que le indique al personal de tránsito que se pegó la estadía, como pasa en la actualidad. Este sistema se va a reemplazar por la alternativa de escanear la patente para confirmar con un centro de control la validez del estacionamiento.

Se espera, además, que en la aplicación se marquen con colores específicos en el mapa aquellas zonas en las que el estacionamiento es libre y gratuito. El objetivo es facilitar la comprensión de las normas y evitar confusiones respecto a las calles donde es obligatorio el pago de la estadía.