Las sorpresas de Ciudad Futura: va por el Congreso Nacional y postula a mujeres
Una discusión "de fondo" en la política
La cabeza de la lista, la edila Caren Tepp, aseguró que la apuesta será debatir "cómo se construye una sociedad más participativa" y lamentó "las mezquindades" de la izquierda.
Una asamblea de Ciudad Futura decidió la lista "femenina".Una asamblea de Ciudad Futura decidió la lista "femenina".Una asamblea de Ciudad Futura decidió la lista "femenina".Una asamblea de Ciudad Futura decidió la lista "femenina".Una asamblea de Ciudad Futura decidió la lista "femenina".
Una asamblea de Ciudad Futura decidió la lista "femenina". 

Ciudad Futura sorprendió por uno al presentar lista en diputados nacionales y sorprendió por dos al anunciar que competirá a través de una lista cien por ciento femenina. La concejala rosarina Caren Tepp encabezará la nómina y apuesta a "abrir y profundizar el debate de cómo se construye una sociedad que sea más participativa, que reivindique el rol de la mujer". En diálogo con Rosario/12, Tepp remarcó que "no es solamente el resultado electoral, sino el camino". Al respecto, dijo que la elección de una lista integrada por mujeres es también "estratégica y de fondo" y lamentó las "mezquindades" de otros partidos de izquierda en la provincia porque "se están asemejando cada vez más a la derecha". Para la edila, se trata de "expresar un momento histórico que excede a Ciudad Futura" y que "la política pueda dar el debate" que viene dando la sociedad ante el índice de femicidios, por el empuje del movimiento feminista y especialmente de Ni Una Menos.

-‑¿Cuándo y cómo surgió la idea de presentar la lista?

-‑Con Ciudad Futura veníamos viendo desde fines del año pasado la cuestión de las elecciones a nivel nacional y siempre dijimos que íbamos a participar en tanto o en cuánto se pueda fortalecer el trabajo que venimos construyendo en Rosario para, en los próximos dos años, construir una alternativa real de gobierno hacia el 2019. Todos los manuales decían que la única estrategia posible era la candidatura de Juan Monteverde a la cabeza de la lista de diputados. Creo que pusimos en juego la inteligencia colectiva para no hacer lo que se pensaba y poder buscar otra manera, no solamente de participar en las elecciones, sino expresar un momento histórico que excede a Ciudad Futura, como es esta amplia discusión que está dando toda la sociedad acerca del lugar de las mujeres y la construcción de una sociedad más igualitaria.

 

“La discusión no solamente es de izquierdas o derechas, sino de viejas y nuevas formas de hacer política".

 

-‑¿Es un desafío, una apuesta, se juega a ganar, cuál es el objetivo?

-‑Por supuesto que cuando uno se presenta a una elección sale con toda la ambición de poder obtener una banca, en este caso en el Congreso de la Nación. Pero fundamentalmente no es solamente el resultado electoral, sino el camino. Nosotros lo que vemos, con la experiencia que tenemos en estos pocos años, es que los momentos electorales suelen ser los de mayor politización de una sociedad. Nosotros estamos viviendo tiempos donde hay una gran escisión entre las personas, los ciudadanos, y la agenda política. Por el contrario, los movimientos electorales, donde los ciudadanos se ven obligados de alguna a manera a meterse y discutir las opciones políticas que ofrece una candidatura nos permiten profundizar otros debates. Y por eso esta idea de ir no solamente con una mujer en cabeza, sino que vamos a ir con una lista cien por ciento femenina, porque estamos convencidos que acá no hay solamente una búsqueda electoral, sino también una cuestión mucho más estratégica y de fondo, que es abrir y profundizar el debate de cómo se construye una sociedad que sea más participativa, que reivindique el rol de la mujer, justamente, en aquellos hogares y familias donde hoy no se está discutiendo. Sin lugar a dudas veo que en los últimos años el movimiento feminista y fundamentalmente el colectivo Ni una menos, a partir del alto grado de crecimiento de los femicidios a nivel nacional, ha puesto en la agenda pública y política una discusión muy seria. Lo que nosotros queremos hacer ahora es que esa discusión que está dando la sociedad pueda darla también la política.

-‑¿Esa escisión es mejor comprendida por Ciudad Futura que otros partidos?

-‑Yo creo que Ciudad Futura, al ser un partido de nació de la experiencia de los movimientos sociales, tiene otra práctica. Creo sí que Ciudad Futura es hoy el único partido a nivel provincial que puede llevar a cabo una propuesta de este tipo, justamente porque no venimos de la política tradicional, electoralista. En 2013 y 2015 cuando fuimos a pelear un lugar en la ciudad decíamos que no salíamos a buscar representantes, sino que los movimientos sociales queríamos protagonizar. Hay un movimiento de mujeres que se está expresando y me parece importante también decir que no es una guerra de las mujeres contra los hombres, ni mucho menos. Es poner los valores que tiene nuestra fuerza política en la voz de la representación de las mujeres. Incluso, en los próximos días vamos a salir al encuentro de mujeres de distintos ámbitos, de la cultura, de mujeres que vienen del movimiento rural, de gremios, organizaciones sociales. Así que el sábado que viene, cuando hagamos la presentación, la idea es que esa experiencia de ser la primera lista cien por ciento femenina que vaya al Congreso pueda tener no solamente compañeras de Ciudad Futura, sino otras referentes.

 

“La idea es que la lista pueda tener no solamente compañeras de Ciudad Futura, sino otras referentes".

 

-‑¿Por qué no presentaron listas fuera de Rosario en las legislativas locales y ahora sí van a jugar en las nacionales?

-‑Hay una cuestión que tiene que ver más incluso con lo institucional y lo legal. Ciudad Futura es un partido a nivel local de Rosario y al mismo tiempo es un partido a nivel distrital, está inscripto a nivel nacional. No puede hoy con el instrumento político que tiene presentarse en otras localidades. Pero al mismo tiempo, y lo decíamos cuando estuvimos presentes en el lanzamiento de la candidatura de Barrio 88 en Santa Fe, decimos que como Ciudad Futura no queremos salir, como quizás hacen otras fuerzas, a conquistar los pueblos de la provincia y decirles que tienen que llevar Ciudad Futura a cada lugar. Nosotros creemos que cada una de las localidades tiene que generar sus propias organizaciones, que nazca de los territorios, y nosotros lo que tenemos que hacer es ir al encuentro de esas nuevas experiencias. Pero no creemos ni pensamos que tenemos que hacer lo que hacían los viejos partidos que salían con un estilo imperialista a decirle al resto de las ciudades a buscar dos o tres que te pongan la chapa de Ciudad Futura. Por el contrario, acá tiene que haber un proceso genuino de apropiación en cada una de las localidades.

-‑Habrá varios candidatos en la izquierda, Carlos Del Frade, Octavio Crivaro, ¿se corta el voto y se corre el riesgo de perjudicarse entre sí?

‑Creo que la discusión no solamente es de izquierdas o derechas, sino de viejas y nuevas formas de hacer política. Una vez más creo que Ciudad Futura ha tenido la vocación de poder tener algún tipo de acercamiento, pero siempre está la mezquindad por encima de cualquier tipo de estas experiencias. Ya lo discutimos hace dos años, acá no se trata de buscar buenas personas, valores, sino de construir proyectos colectivos. Y en eso creo que las expresiones de izquierda se están asemejando cada vez más a la derecha. Lo que se trata acá es de construir nuevas formas y no repetir la vieja política, porque si no, incluso, en algunas votaciones la izquierda y la derecha terminan votando similar.