El gremio de la construcción reclama por las censatías en Atucha

Conflicto nuclear en Zárate

En respuesta a la desafectación de 692 trabajadores de la construcción en el complejo nuclear de Atucha, el gremio resolvió tomar medidas de fuerza en el norte del conurbano bonaerense. Además, hay cerca de 500 echados de otros gremios.
Facsímil del acta del Ministerio de Trabajo donde constan los despidos en Atucha.Facsímil del acta del Ministerio de Trabajo donde constan los despidos en Atucha.Facsímil del acta del Ministerio de Trabajo donde constan los despidos en Atucha.Facsímil del acta del Ministerio de Trabajo donde constan los despidos en Atucha.Facsímil del acta del Ministerio de Trabajo donde constan los despidos en Atucha.
Facsímil del acta del Ministerio de Trabajo donde constan los despidos en Atucha. 

La Uocra, el gremio de la construcción, comenzó un paro general en las ciudades de Zárate, Lima, Capilla del Señor, Exaltación de la Cruz y Carmen de Areco como modo de protesta ante los 692 contratos no renovados en el complejo nuclear de Atucha, que se suman a los 198 despidos del gremio de Uecara (capataces) afectados a las mismas obras. El Gobierno dice tener la voluntad de continuar con el plan nuclear, pero ni el Ministerio de Trabajo ni el Ministerio de Modernización ofrecieron respuesta a la situación de mas de mil familias (incluyendo a los empleados de maestranza, gastronomía y seguridad) que se quedaron sin trabajo esta semana. Como la cartera que a nivel nacional conduce Jorge Triaca no dictó la conciliación obligatoria, el gremio tomó la decisión de suspender completamente la actividad en obras privadas y públicas de la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

Como viene informando este diario desde hace varios días, la situación laboral en el complejo industrial de Atucha, cerca de Zárate, es delicada. Las personas que perdieron su empleo se desempeñaban en tres empresas privadas tercerizadas por la CNEA y Nucleoeléctrica Argentina (NASA) para el desarrollo de la obra civil del proyecto Carem-25 y la unidad de gestión de la cuarta central nuclear, que consiste en las obras complementarias o primarias para la central nuclear que financiará China.

Las empresas privadas en cuestión son Masa Argentina, Sadia y Henisa Sudamericana. El fascímil de la reunión entre el gremio, las firmas y el Ministerio de Trabajo –al que accedió este diario y acompaña esta nota– corrobora los despidos que venía anticipando la Uocra y que el Ministerio de Energía negaba. “Masa Argentina manifiesta que remitió 183 telegramas de despidos de personal de la Uocra afectado a las obras complementarias, Henisa Sudamericana manifiesta que envió sus efectivos telegramas de despido a 150 empleados; por último, la empresa Sadia manifiesta que mañana se estarán remitiendo 359 telegramas de despidos correspondientes a personal de Uocra afectado a la obra del Carem”, indica la minuta de la mencionada reunión. Es decir que hay un total de 692 despidos de Uocra. Además, hay 198 contratos no renovados de supervisores afiliados a Uecara, sumado al impacto en empleados de maestranza, gastronomía y seguridad.

El fondeo de las obras que realizaban los privados está a cargo de la Subsecretaría de Energía Nuclear que dirige Julián Gadano. Tanto en el caso del Carem-25 como de las obras complementarias a la cuarta central los trabajos estaban en una etapa relativamente inicial, muy lejos de su finalización. En el caso del Carem-25, la licitación para continuar la obra quedó en manos de Techint, que todavía no comenzó con los trabajos. La empresa anticipó que sólo absorberá a 70 personas una vez que empiece con las obras del Carem-25. En el caso de las obras previas a la cuarta central, el Gobierno dice estar a la espera del financiamiento chino, aunque eso se concretaría en el corto plazo.

En consecuencia, el reclamo de los gremios ante la situación de los trabajadores afectados no despertó en las autoridades del Ministerio de Modernización ni de Trabajo ningún tipo de respuesta. En cambio, advirtieron que el Estado nacional no cuenta con los fondos para garantizar los puestos de trabajo y la continuidad de las obras hasta tanto ingresen los privados. Agregaron que se trata de proyectos de largo plazo. “Tuvimos tres reuniones, el viernes, martes y hoy –por ayer–. El Gobierno en ningún momento realizó alguna propuesta concreta”, indicó Facundo Ocampo, Concejal del FpV y asesor letrado de la Uocra.

El intendente Osvaldo Caffaro se solidarizó con los trabajadores, a quienes visitó para plantear su queja porque “están desmantelando el plan nuclear”, lo cual crea, además, problemas “en toda la economía de la zona”.

El gremio pidió al Ministerio de Trabajo que dicte la conciliación obligatoria, pero ante la falta de respuesta de los funcionarios, la Uocra comenzó un paro general de la actividad. La medida afecta a las obras privadas y públicas en las ciudades de Zárate, Lima, Capilla del Señor, Exaltación de la Cruz y Carmen de Areco. Los trabajadores afectados realizan un acampe en la zona de la rotonda del Complejo Zárate-Brazo Largo. El tránsito fue cortado parcialmente y hay fuerte presencia de Gendarmería.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ