Presos por lavado de activos del caso Odebrecht en Perú
Ollanta y Nadine apelan su detención

Los abogados del ex presidente peruano, Ollanta Humala, y de la ex primera dama, Nadine Herrera, apelarán la orden de 18 meses de prisión preventiva contra ambos. “Él está tranquilo con la expectativa y la confianza de que la sala de apelaciones revoque la decisión del juez sobre su detención”, dijo a la prensa Alberto Otárola tras visitar al ex mandatario. Otárola sostuvo que Humala está en una situación complicada, pero con toda la confianza reflejada en la actitud de ponerse a derecho inmediatamente. La defensa apelará la decisión la próxima semana. Otárola, quien fue ministro del gobierno de Humala (2011-2016), manifestó que su cliente no pidió ningún tratamiento especial en el penal de Barbadillo, ubicado en la base de la División de Operaciones Especiales (Diroes), donde se encuentra recluido desde el viernes. “No tiene acceso a ningún medio de comunicación, se encuentra en un espacio adecuado a las circunstancias. Me ha manifestado que es un lugar similar a un cuartel militar, en el que ha vivido la mitad de su vida”, explicó el abogado. 

Otárola informó que también visitará a la ex primera dama, Nadine Heredia, presa en una cárcel de mujeres del barrio limeño de Chorrillos. Por su parte, Wilfredo Pedraza, abogado de Heredia, dijo a la prensa que el martes presentará el recurso de apelación a la orden de 18 meses de prisión preventiva del ex presidente Ollanta Humala y su esposa. “Hemos apelado en el marco de la audiencia en forma verbal, tenemos tres días para fundamentar la apelación escrita, pensamos ingresar el documento el martes”, señaló Pedraza.

Humala está alojado donde se encuentra encerrado desde 2009 el ex gobernante Alberto Fujimori (1990-2000), condenado a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad. Pedraza afirmó que Humala debía ser internado en el mismo cuartel policial en que está el ex mandatario Fujimori, por principio de equidad. Pedraza afirmó que Humala, por razones de seguridad, no puede ir a una cárcel común.