El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, dijo que Ecuador necesita un nuevo contrato social con la población más vulnerable del país, especialmente los pueblos indígenas. 

El especialista en derechos humanos dijo que los estallidos de protestas que ocurren de forma cíclica en el país no deben ser vistos como algo aislado. También se refirió a la crisis carcelaria que atraviesa el país y que desde 2021 dejó más de 400 muertos.

Situación de derechos humanos en Ecuador

El titular de la oficina de derechos humanos de la ONU, Volker Türk, visitó Ecuador donde se reunió con referentes de organizaciones indígenas y sociales, representantes de la Corte Constitucional y con el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso.

La crisis al interior de las cárceles tras una serie de masacres que comenzaron en 2021, el creciente número de femicidios (en 2022 el país registró el número más alto de femicidios desde 2014) y los problemas que enfrentan los defensores de derechos humanos fueron algunos de los temas que Türk remarcó entre los desafíos de Ecuador.

"No veamos estas erupciones cíclicas de protestas como algo aislado. Lo que necesitamos es un contrato social, una renovación del contrato social con las poblaciones más vulnerables, incluida la población indígena", dijo Türk después de su visita.

Crisis carcelaria, femicidios y pandemia

El jefe de la oficina de Derechos Humanos destacó el apoyo brindado desde la ONU para que Ecuador supere los desafíos respecto a la crisis carcelaria, el uso de la fuerza por parte de la policía y los militares en las protestas sociales, así como los derechos de los pueblos indígenas.
 
Türk también manifestó su preocupación por el creciente aumento de violencia contra las mujeres que se ve reflejado en el creciente número de femicidios en el país. En 2022 Ecuador registró 332 femicidios, una cifra récord y la más alta desde 2014. Las organizaciones feministas reclamaron la reducción del presupuesto estatal para las víctimas de violencia de género.

En los últimos años las calles ecuatorianas fueron el escenario de múltiples protestas contra el gobierno. Organizaciones indígenas y sociales protestaron contra aumento en el precio de los combustibles.

Aunque tras las manifestaciones hubo una mesa de diálogo entre las organizaciones y el gobierno de Guillermo Lasso, los pueblos indígenas reclaman que aún no se cumplen los acuerdos que habían alcanzado en esas instancias.

El Alto Comisionado también habló sobre la profundización de la desigualdad que trajo la pandemia de covid-19. “Tiene muchas repercusiones especialmente para las personas más vulnerables en un país y eso incluye a las personas que están en situación de pobreza”, denunció Türk.

En cuanto a la crisis carcelaria que atraviesa Ecuador el Alto Comisionado dijo que Lasso está comprometido a encontrar una solución. Desde 2021 murieron más de 450 personas privadas de libertad al interior de los centros penitenciarios de Ecuador.

Según el gobierno , las masacres son producto de las bandas criminales que operan al interior de las prisiones. Aunque los expertos de la ONU que visitaron el país manifestaron su preocupación por la sobrepoblación en las cárceles ecuatorianas.

Por eso, la oficina de Türk dio apoyo técnico para rebajar el hacinamiento en las cárceles a través de la primera política pública de rehabilitación social. Esta medida incluye indultos a las personas que hayan cometido delitos menores y que cumplieron la mayor parte de la condena. 

El representante regional del Alto Comisionado, Jan Jarab, subrayó la importancia de que estos crímenes no queden en la impunidad. “Que se investigue debidamente en términos de las personas que cometieron el acto físico y de las personas que habrían ordenado estas masacres”, señaló.