El billete superó los 18 pesos pese a que el BCRA vendió reservas para contener la suba
El dólar sigue creciendo y alcanzó la mayoría de edad
En un mercado cambiario con una fuerte demanda de grandes y pequeños inversores, la cotización del dólar superó la barrera de los 18 pesos. La banca pública controlada por el macrismo también salió a vender dólares. Ayer fue un jornada de mucho nerviosismo en la city.
Las reservas internacionales bajaron a 47.096 millones de dólares luego de la intervención en el mercado del BCRA.Las reservas internacionales bajaron a 47.096 millones de dólares luego de la intervención en el mercado del BCRA.Las reservas internacionales bajaron a 47.096 millones de dólares luego de la intervención en el mercado del BCRA.Las reservas internacionales bajaron a 47.096 millones de dólares luego de la intervención en el mercado del BCRA.Las reservas internacionales bajaron a 47.096 millones de dólares luego de la intervención en el mercado del BCRA.
Las reservas internacionales bajaron a 47.096 millones de dólares luego de la intervención en el mercado del BCRA. 
Imagen: DyN

El dólar se ubicó ayer en 18,01 pesos, al subir 14 centavos y alcanzar su nuevo record. El blue también se disparó al cotizar a 18,43 pesos. Tirando por la borda el principio de que no iba a utilizar reservas para intervenir en el mercado cambiario, el Banco Central liquidó unos 300 millones de dólares sin poder bajar la cotización. En el mercado especulan con que esa participación es una señal de que el Gobierno quiere establecer como un techo los 18 pesos por dólar, por lo menos hasta las elecciones PASO. El comportamiento de la paridad la próxima semana será una prueba de fuego para el Banco Central. 

El tipo de cambio ya avanzó 16 por ciento en dos meses y esa variación está impactando a distintos sectores de la población. Uno de ellos, es el que tomó créditos para la vivienda en pesos. Otro, es el que pertenece a grupos vulnerable que están padeciendo la remarcación de precios provocada por la devaluación. Rubros como la carne describieron un salto de los precios en este mes encareciendo el costo de vida. 

En el Gobierno insisten con que los movimientos del dólar no generan preocupación. Pero el Banco Central salió ayer a vender 305 millones de dólares de las reservas internacionales para intentar contener la suba de la divisa. No tuvo éxito. El tipo de cambio minorista no fue el único que aumentó. La cotización del mayorista subió 15 centavos para cerrar en 17,82 pesos. 

Un operador de billetes de la city explicó a este diario que existe una tendencia a la suba. “Una vez que los inversores tomaron la decisión de salirse del peso la presión se agudiza. Nunca sabes cuándo empieza a subir y tampoco si se puede dar una sobrerreacción. Ahora es claro que se alcanzó un nuevo piso y la pregunta es cuándo se frena”. Los analistas coinciden en que antes de las elecciones prevalecerá la volatilidad del dólar y especulan con que en octubre la cotización podría superar los 20 pesos.

En el Banco Central, pese a que el dólar aumento en unas pocas semanas más de dos pesos, mantenían hasta ayer el argumento de que el tipo de cambio en la Argentina es libre y flotante. Se mostraban seguros de no intervenir en la plaza cambiaria en forma directa y aseguraban que el mercado iba a encontrar sólo el equilibrio. La política oficial a partir de mediados de julio fue ordenar a bancos públicos a vender divisas al final de la jornada para desinflar la cotización. La iniciativa no fue suficiente y ayer por presión de la Casa Rosada el Banco Central salió directamente a vender divisas. El resultado fue que las reservas internacionales cerraron en 47.096 millones de dólares, con caída de 375 millones, y el tipo de cambio siguió su tendencia alcista. El Banco Ciudad y otras entidades públicas como Banco Provincia también salieron a ofrecer divisas para colaborar con el organismo a cargo de Sturzenegger.

En las mesas de dinero aseguraron que la autoridad monetaria quiso mostrar su poder de fuego en un mercado con una demanda de dólares elevada. Ayer se operó el mayor volumen de julio: 778 millones de dólares. Este comportamiento enciende alertas para la próxima semana. 

Los intentos del Gobierno de generar tranquilidad con el dólar vienen fracasando semana a semana en el último mes y medio. Los distintos funcionarios del área económica plantearon en varios medios de comunicación y en repetidas ocasiones que el tipo de cambio no debería ser una preocupación para las familias. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, y el ministro de Finanzas, Luis Caputo, coincidieron que están tranquilos con la política cambiaria. Pero la escalada del tipo de cambio ya empezó a generar dificultades para distintos sectores de la población.

Uno de los principales problemas lo están atravesando los individuos que sacaron un préstamo para compra de vivienda ajustado por UVA. Por ejemplo, los que tomaron la decisión hace tres meses de sacar estos créditos están recibiendo recién ahora el dinero en las cuentas bancarias. El problema es que las entidades le depositaron pesos pero las propiedades se compran en dólar. Por lo tanto al momento de cambiar los pesos por dólar el individuo se encuentra que tiene al menos un 15 por ciento menos de dólares respecto del momento en que hizo las cuentas para sacar el crédito (ver aparte).

Los sectores más vulnerables también empezaron a recibir el impacto de la suba del dólar. Por ahora no se conoce el dato oficial de precios de julio, pero las estimaciones privadas registraron un salto de precios en productos sensibles como la carne. La consultora Elypsis registró que las remarcaciones de la carne vacuna la semana pasada fueron seis veces más elevadas respecto de la primera semana de julio. 

En el mercado empezaron a circular análisis de todo tipo sobre qué pasa con el dólar y por qué no se detiene la suba. Ahora volvió a ponerse de moda un tema que hacía varios meses no se discutía entre los analistas. Los consultores plantean que, más allá de que la autoridad monetaria asegura que no quiere intervenir en la plaza cambiaria, el problema es que no tiene herramientas para hacerlo. Indican que las reservas internacionales son en gran parte dólares de la deuda y que hay muy pocas divisas genuinas. Incluso aprovecharon para pasarle la factura a Sturzenegger por haber renovado el swap de monedas con China. “Antes decían que eran papelitos de colores pero ahora renovó el swap por 11 mil millones de dólares como si fuera una prioridad de Estados y encima lo celebró en conferencia de prensa”.