Respuesta oficial en la causa sobre la desaparición de Santiago Maldonado
El Gobierno dice que no sabe nada
El Ministerio de Seguridad informó oficialmente que “conforme a lo informado por las fuerzas policiales y de seguridad no se ha detenido a una persona con el nombre de Santiago Andrés Maldonado”. Aguardan los resultados de las pericias.
El jueves en Gendarmería se recogieron muestras de cabellos, sogas y sangre.El jueves en Gendarmería se recogieron muestras de cabellos, sogas y sangre.El jueves en Gendarmería se recogieron muestras de cabellos, sogas y sangre.El jueves en Gendarmería se recogieron muestras de cabellos, sogas y sangre.El jueves en Gendarmería se recogieron muestras de cabellos, sogas y sangre.
El jueves en Gendarmería se recogieron muestras de cabellos, sogas y sangre. 

Las fuerzas policiales y de seguridad informaron a la justicia que “no detuvieron a Santiago Maldonado”, según surge del fallo del juez en lo criminal y correccional Jorge De Santo en el cual este magistrado se declaró incompetente y remitió el caso a la justicia federal de Esquel. Además, De Santo envió el expediente en consulta a la Cámara de Apelaciones para que designe un juzgado que investigue “la posible comisión del delito de acción pública “privación ilegítima de la libertad del cual resultaría víctima Santiago Andrés Maldonado”. Sin embargo, fuentes del caso indicaron a PáginaI12 que la fiscalía federal de Esquel impulsa la investigación por desaparición forzada de persona, a solicitud de la familia de Maldonado, y precisaron que ese tipo penal es “más preciso” para calificar de manera provisoria lo sucedido con el joven artesano, visto por última vez el 1 de agosto mientras intentaba escapar del operativo represivo desplegado por la Gendarmería contra la comunidad mapuche del Lof Cushamen, en Chubut.

Esta semana, el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVyJ), integrado por la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, el CeProDH y otros organismos, presentó un recurso de habeas corpus en la justicia porteña para reclamar “todas las diligencias necesarias a fin de conocer el paradero” de Maldonado. Y pedía al juez que cite a funcionarios del gobierno nacional para que “brinden toda la información” sobre el joven desaparecido.

Este pedido se sumaba a los que habían presentado su familia, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y el CELS en Esquel. Es en el marco de esta última causa, más precisamente en la parte referida a la desaparición forzada que investiga la fiscalía, que se realizaron allanamientos en los escuadrones de Gendarmería, donde volvió a aparecer un rastro de sangre como el que había sido encontrado en una de las camionetas. Esas muestras, junto a una soga y restos de cabellos, fueron enviadas a la CABA por parte de los peritos de la Policía Federal.

En tanto, ayer el juez De Santo detalló en su fallo que la Gendarmería, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la Policía Federal y Prefectura Naval informaron que no detuvieron a Maldonado ni el 1 de agosto ni días posteriores. A su vez, el Ministerio de Seguridad, con firma de Patricia Bullrich, informó que “conforme a lo informado por las fuerzas policiales y de seguridad dependientes de este Ministerio de Seguridad, no se ha detenido a una persona con el nombre de Santiago Andrés Maldonado en el período indicado”. 

La resolución aclara que “efectuadas las averiguaciones de carácter urgente que el caso ameritaba por su gravedad –en las cuales se informó que Santiago Andrés Maldonado no se encuentra detenido por autoridad alguna–, y habiéndose determinado que ante el Juzgado Federal de Esquel tramita un expediente con motivo de una acción de habeas corpus a favor de Santiago Andrés Maldonado interpuesta con anterioridad         –concretamente el día 2 de agosto de 2017–; entiendo que corresponde declarar la incompetencia de este Tribunal”. Sin embargo, el magistrado ordenó “elevar la presente acción de habeas corpus en consulta a la Cámara del Fuero” para determinar la posible comisión del delito de privación ilegítima de la libertad.

Desde Esquel, la abogada Verónica Heredia, que representa a la familia, se mostró con relativo optimismo respecto a la posibilidad de que los testigos declaren en la causa, algo que aún no se concretó por el temor que tienen estos miembros de la comunidad mapuche a persecuciones y represalias. “Se está resolviendo con la voluntad y el acompañamiento de todos, desde Nora Cortiñas, el CELS y la propia voluntad de la comunidad mapuche, se están acomodando todos para que no puedan alegar que esto sea una excusa para evitar avanzar contra Gendarmería. Respecto del miedo que manifestaron el juez y la fiscal de acudir ellos a la comunidad, la letrada expresó: “Es una vergüenza, que se dediquen a otra cosa, que hagan pintura rupestre. Se necesita idoneidad y fortaleza de espíritu para cumplir una función así. Es absurdo, si tienen miedo vayan a su casa”. Consultada sobre si cree que Maldonado pueda estar aún con vida, Heredia recordó que le preguntaron lo mismo cuando desaparecieron Iván Torres, Sergio Avalos y César Moncalves. “Es una impotencia absoluta, no puedo creer estar haciendo esto una vez más”, dijo.