Todas las imágenes que documentan la violencia con la que actuó Gendarmería
Más sobre la represión

Una mujer mapuche de pañoleta azul al cuello se acerca a la tranquera, el ingreso a la Pu Lof, con una niña de campera roja y seguida por gendarmes. Al llegar otras mujeres le entregan bebida y comida, y se abraza con Julio Saquero y Mabel Sánchez, de la APDH de Esquel. Le preguntan si está incomunicada y ella asiente con la cabeza. Enseguida se retira hacia lo que queda de las casillas, donde los gendarmes hicieron una gran fogata con ropa y frazadas, custodiada por tres de ellos. “Fue como para desquitarse ese enorme fuego, nos robaron las herramientas, se robaron libros. Se metieron al toque y solo al final mostraron una orden firmada por el juez Otranto para liberar la ruta, ellos dicen que se vieron obligados a entrar porque tiramos piedras pero los que disparaban eran ellos”, diría esa misma mujer a los medios locales pocas horas después del operativo represivo en Cuschamen, el 1 de agosto, cuando desapareció Santiago Maldonado. 

 

El registro fotográfico así como los videos que publica Página12 en exclusiva son inéditos, constituyen las pruebas aportadas por Naturaleza de Derechos en su pedido de intervención a la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y son parte del expediente abierto por la represión de enero, y en el cual el organismo dictó medidas cautelares para que el gobierno dé con el paradero de Maldonado e investigue lo sucedido.

En otro video aparece una camioneta de Gendarmería con cúpula saliendo del territorio que los mapuches reivindican como propio por su derecho ancestral pero que es parte de la estancia Benetton. El zoom permite ver a los niños retenidos y custodiados al lado de la casilla de guardia de la Pu Lof y primeros planos de los rostros de los gendarmes y las gendarmes apostados en la tranquera. Al rato sale otra camioneta, con la parte trasera descubierta, y con la patente OLW 223.

Las fotografías dan cuenta también de la presencia de menores, los destrozos, cantidad de vainas servidas de diferente tipo y calibre, los perdigones de plomo incrustados en la casilla baleada, diferente tipo de vehículos de Gendarmería en territorio mapuche, así como huellas de camionetas y la pisada de un borceguí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ