Martínez De Giorgi citó para las 8, pero llegó pasado el mediodía
Su Señoría no tuvo apuro
Los 31 detenidos por la brutal represión de Plaza de Mayo debieron esperar durante más de seis horas la llegada del juez De Giorgi para empezar a declarar. Las indagatorias estaban previstas para las 8, pero recién comenzaron a las 14. "Están apostando al cansancio. Es una muestra más de cómo se manipula esta situación para criminalizar la protesta y para escarmentar a quienes reclaman la aparición con vida de Santiago Maldonado", denunciaron los abogados defensores.
Imagen: DyN

Los abogados defensores que asisten a los 31 detenidos tras la violenta represión del viernes en Plaza de Mayo, denunciaron que el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi llegó a los tribunales de Comodoro Py con más de seis horas de demora, cuando tendría que haberles tomado declaración indagatoria a los acusados a las 8. La totalidad de los detenidos fueron trasladados cerca de las 7.30 a la alcaldía situada en la planta baja del edificio de tribunales de Comodoro Py para que se los indagara, pero el magistrado recién llegó pasadas las 14 y retrasó toda la jornada. "Estamos pidiendo a gritos que el juez se haga presente y empiece con las indagatorias", se quejó el abogado defensor Isamel Jalil, en horas del mediodía.

Pasadas las 18 terminaron de declarar todos los detenidos. María del Carmen Verdú, titular de la Correpi, alertó que las autoridades del juzgado "apostaron al cansancio" para generar desgaste entre las organizaciones que desde temprano se reunieron en las puertas de los tribunales para acompañar a los acusados. "Quieren que todos ustedes se vayan yendo y entonces puedan tramitar la causa sin tener la presión de la fuerza de la lucha organizada en la puerta de los tribunales", añadió y calificó a la situación como "una muestra más de cómo se manipula esta situación para criminalizar la protesta y para escarmentar" a quienes reclaman la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Más temprano, Jalil anticipó que pedirán la excarcelación una vez que terminen las audiencias. “Los delitos que se les imputan son los de intimidación pública y resistencia a la autoridad. Son absolutamente excarcelables, las penas son menores a 8 años que es lo que el Código impone como límite", explicó esta mañana el abogado en Comodoro Py.

Jalil también dijo que espera "ver qué es lo que tienen para imputarle" a los detenidos ya que "es una calificación que no está manejada del modo más claro sino que viene con alguna recomendación", y agregó: "Necesitaban detenidos, no tengo la menor duda". "No puedo afirmar quiénes provocaron los incidentes, lo que sí puedo afirmar es que de los detenidos, ninguno estuvo en el lugar", añadió.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ