El delantero convirtió tres goles para Godoy Cruz frente a Aldosivi
La tarde mágica de Jaime Ayoví
El ecuatoriano fue el arma letal para que los mendocinos, que suman 13 puntos, pudieran alcanzar la victoria. Sus gritos fueron todos en el segundo tiempo, y los visitantes apenas pudieron descontar con un tanto de Penco.
“Siempre quise llevarme la pelota en el fútbol argentino”, dijo el ecuatoriano Ayoví.“Siempre quise llevarme la pelota en el fútbol argentino”, dijo el ecuatoriano Ayoví.“Siempre quise llevarme la pelota en el fútbol argentino”, dijo el ecuatoriano Ayoví.“Siempre quise llevarme la pelota en el fútbol argentino”, dijo el ecuatoriano Ayoví.“Siempre quise llevarme la pelota en el fútbol argentino”, dijo el ecuatoriano Ayoví.
“Siempre quise llevarme la pelota en el fútbol argentino”, dijo el ecuatoriano Ayoví. 
Imagen: Télam

Godoy Cruz, con tres goles del delantero ecuatoriano Jaime Ayoví, derrotó a Aldosivi que descontó con el tanto de Sebastián Penco. El conjunto de Sebastián Méndez sumó el segundo triunfo consecutivo y llegó a los 13 puntos en el certamen, para mantenerse entre los primeros diez equipos en la tabla de posiciones. En tanto, Aldosivi, con seis unidades, cuyo único éxito fue en la quinta jornada, acumula un empate y dos caídas. En un partido discreto, Godoy Cruz sacó ventaja con el oportunismo de Ayoví, quien fue certero en la definición, y también porque aprovechó los espacios de la defensa marplatense que cometió errores en la marca, especialmente en el segundo tiempo, que le costaron muy caro.
Ayoví, autor de los tres goles de su equipo señaló que siempre quiso llevarse “la pelota, en el fútbol argentino. Yo nunca había podido convertir tres goles”. Y destacó que “ahora hay que ratificar de visitante lo que se logró de local”. El ecuatoriano, que había concretado hasta el momento algunos dobletes con la camiseta de Godoy Cruz, reconoció que “en el primer tiempo se hizo un partido muy difícil, muy trabado, donde Aldosivi pudo complicar con la pelota parada”.
Al respecto dijo que “en el segundo tiempo, el equipo su pudo poner en ventaja muy temprano, eso ayudó para manejar el trámite del partido”. “Gracias a Dios -dijo- pude llevarme la pelota que siempre la he querido. Es maravilloso convertir tres goles y desde que estaba en Godoy Cruz nunca había podido convertir esa cantidad”.

 

 

 

Estadio: Malvinas Argentinas (Mendoza).
Arbitro: Patricio Loustau.
Goles: 46, 51 y 78m Ayoví (GC); 81m Penco (A).
Cambios: 55m Llama por Lugüercio y Medina por Cranever (A), 63m G. Giménez por Sánchez (GC), 70m Carabajal por Silva (GC), 71m  Bandiera por Brum (A), 79m S. García por Ayoví (GC).

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ