La declaración judicial de los últimos que vieron a Santiago
"A Maldonado se lo llevó Gendarmería"
Miembros de la comunidad mapuche declararon en el juzgado que investiga la desaparición forzada del joven y ratificaron los testimonios que habían ante la Procuraduría contra la Violencia Institucional. Su declaración complica aún más a los gendarmes.

"A Santiago Maldonado se lo llevó Gendarmería”. Así lo afirmó uno los integrantes de la comunidad mapuche que esta mañana declaró en el juzgado que investiga la desaparición forzada del joven durante la represión de los gendarmes a la comunidad Pu Lof en Resistencia de Cushamen. En la misma línea dieron su testimonio una de las voceras de la comunidad y otra testigo que estuvo en el momento en que Maldonado fue visto por última vez. De esta manera, los tres testimonios claves recogidos por la Procuvin, que eran puestos en duda por el Gobierno por no ser válidos judicialmente y quedaron confirmados en el expediente principal del caso.

Los tres testigos darán durante esta jornada una conferencia de prensa. Hasta entonces solicitaron a los medios no revelar su identidad.

Un testimonio central para la causa fue el que brindó L.T. En su caso habló del procedimiento que empezó el 31 de julio pasado de represión a la comunidad y fue claro en cuanto a que a Maldonado se lo llevaron los gendarmes.

Los testigos declararon ante la justicia a cara descubierta y con documentos de identidad y ratificaron lo que habían dicho desde el principio en cuanto al ingreso de Gendarmería a reprimir y la aprehensión de Santiago por parte de los uniformados.

Varios miembros de la comunidad, entre ellos quienes ya habían declarado ante la Procuvin (Procuraduría contra la Violencia Institucional), se presentaron entre ayer y esta mañana en forma espontánea ante el juez federal Guido Otranto, que instruye la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado pero delegó la investigación de tal delito en la fiscalía y siguió con las denuncias por los habeas corpus. También habrían prestado testimonio ayer de nuevo ante la fiscalía.

No fueron convocados por el juzgado federal de Esquel sino que tomaron la decisión de respaldar sus dichos sobre la presencia de Santiago, en la casilla de guardia del ingreso a la Pu Lof y luego escapando de las balas de los gendarmes, con el objetivo de evitar que se incremente la campaña de demonización en su contra.

La vocera que declaró ante la Justicia es una de las tres personas que salió de la comunidad en un auto, para denunciar la represión, fue detenida durante seis horas por la Gendarmería sobre la ruta 40 luego de quitarle documentos y teléfonos celulares, y la otra testigo es quien mantiene el diálogo al mediodía con el jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad, Pablo Noceti. 

Los testimonios fueron acompañados por abogados de organismos de derechos humanos, quienes también se han presentado para ser parte querellante dado que la comunidad fue víctima de sucesivos ataques represivos de la Gendarmería y de la policía de Chubut, con anterioridad a la desaparición de Maldonado.

En la conferencia de prensa que tienen previsto dar explicarán también que sus temores y la consecuente demora en declarar con su identidad tiene que ver con que son los mismos funcionarios judiciales que dan las órdenes a la Gendarmería "para que nos persigan, nos baleen, torturen y encarcelen".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ