En Uruguay ignoran la soberanía argentina en Malvinas y el gobierno argentino no se queja
A Macri no le molestan las Falkland
En la muestra de la Asociación Rural uruguaya hay un stand de las “Islas Falkland”. Hace dos años ocurrió lo mismo pero la Cancillería argentina se quejó y fue levantado.
La Cancillería no presentó queja por el stand, pedida por parte del Parlasur.La Cancillería no presentó queja por el stand, pedida por parte del Parlasur.La Cancillería no presentó queja por el stand, pedida por parte del Parlasur.La Cancillería no presentó queja por el stand, pedida por parte del Parlasur.La Cancillería no presentó queja por el stand, pedida por parte del Parlasur.
La Cancillería no presentó queja por el stand, pedida por parte del Parlasur. 

Expo Prado es, en Uruguay, el equivalente de la Exposición de la Sociedad Rural Argentina. El símil oriental es la Asociación Rural del Uruguay, que en la muestra de este año permitió un stand, montado por la embajada británica en Montevideo, de las Malvinas denominadas como Falklands y con representantes de las islas.

No es la primera vez que sucede. Hace dos años, ese stand estaba en Expo Prado, pero el gobierno argentino protestó a través de la Cancillería y los kelpers debieron dejar la muestra. Ahora el Palacio San Martín fue notificado, pero no se pronunció. En el stand el mapa del archipiélago tiene la leyenda “Falkland Islands Government”. O sea, se avala el autogobierno de un territorio en litigio violentando resoluciones.

Mario Metaza, diputado argentino del Parlasur, le contó a PáginaI12 los integrantes del bloque Progresista del parlamento regional (PJ-FPV de la Argentina, PT de Brasil, Frente Amplio de Uruguay, MAS de Bolivia, PSUV de Venezuela y Frente Guazú de Paraguay) notificaron a la Cancillería argentina, que se llamó a silencio. Eso motivó el repudio de los diputados.

“Que la Cancillería aún no se expida es un bochorno. No puede dejar pasar más tiempo”, señaló Metaza, quien recordó el antecedente de 2015. Entonces, Daniel Filmus, a cargo de la Secretaría de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, notificó al canciller Héctor Timerman que se quejó ante su par uruguayo, lo cual derivó en el desalojo del stand.

¿Por qué insistieron los kelpers, dos años después, y fueron incluidos en la muestra por los ruralistas uruguayos? Según Metaza “nuestros compañeros uruguayos nos explicaron que éste es un ámbito privado y que por tanto el gobierno no interfiere en su organización. El tema es que esto ya pasó antes, no se entiende la anuencia”.

Entre los visitantes de Expo Prado que pasaron por el stand estuvo el ex presidente uruguayo Luis Lacalle del conservador Partido Nacional (1990-1995), quien en su momento viajó a las islas y dijo que la voz de los kelpers “debe ser escuchada” en la discusión por la soberanía.

“Lo de Lacalle es repudiable, igual que lo de muchos políticos de su partido”, afirmó a este diario Guillermo Carmona, diputado nacional del kirchnerismo y vicepresidente primero de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja. “No es nuevo lo que hacen, buscan generar una plataforma logística entre Uruguay y los kelpers”. Carmona tiene previsto presentar un proyecto en la Cámara baja ante el silencio del gobierno de Macri. El reclamo coincidirá con el primer aniversario del acuerdo entre los gobiernos de Mauricio Macri y Theresa May para tener un segundo vuelo mensual entre la Argentina y el archipiélago; acuerdo que, recordó el diputado, “no reivindica la soberanía”.