Nahuel Briones es Guerrera/Soldado
“La poesía actual son los posteos”
Su nuevo disco viene acompañado de un cómic, tiene una parte acústica y otra electrónica, y un concepto general: “Es una especie de decálogo de enfermedades del amor romántico”.
Imagen: Cecilia Salas

“La poesía actual son los posteos”Nahuel Briones no para de postear. En su cotidiano, Facebook y Twitter pueden ser canales de expresión tan potentes y efectivos como sus canciones. Es que el músico y productor vuelca en las redes sus observaciones del mundo con altas dosis de acidez e ironía. Busca provocar, del mismo modo que cuando canta “Quiero que seas feliz, sé libre, sé lo que quieras menos policía”, en Sailor Moon. O cuando tira que está “mejor, más que bien, desde que el amor se fue” (Soldado) o que la escuela de la calle se la pagaron sus papás (Juguetitos). Componer y postear son parte del mismo proceso creativo. “Las redes me posibilitan escuchar en el subte un comentario facho y postearlo. E inmediatamente pienso en el contexto de ese mundo y quiero musicalizarlo. Para mí no hay diferencia entre un posteo y un poema; la poesía actual son los posteos o los tweets”, entiende.

“Es parecido a lo que pasa con los haikus. El orden exacto en que ponés las palabras es fundamental para que impacte. Y eso me parece importante tanto en las canciones como los posteos. Me divierten mucho las redes sociales, supongo que porque nací en 1990 y tengo una relación con internet desde muy chico”, añade el músico de Parque Patricios, que está de estreno. Acaba de lanzar Guerrera/Soldado, un “proyecto parte”, sin la banda que lo acompañó en sus dos discos anteriores, Orquesta Pera Reflexiva. Algo así como un disco más solista, con su nombre bien al frente. “Pera Reflexiva no se terminó, pero le di una pausa. Con ellos se generaba una energía muy copada, pero teníamos dos baterías, mucha instrumentación y era muy difícil trasladar todo eso.”

El nuevo disco, en tanto, está dividido en dos partes: un puñado de canciones acústicas y otras electrónicas. Pero los 11 tracks se escuchan en un solo disco y nada desentona, sobre todo por el eje conceptual, que aglutina: “Quería hacer una especie de decálogo de enfermedades del amor romántico: el personaje del dependiente, el perseguido, el paranoico. Pensé en Guerrera/Soldado para no poner el rol masculino en primer plano. Me pareció divertido pensar en una guerrera, una mujer súper poderosa, y un tipito que vuelve de la guerra. Lo grandilocuente y lo terrenal”, explica.

En lugar de una cajita tradicional con las letras, el disco viene acompañado de un cómic con ilustraciones de Luciano Vecchio, que recrean un universo fantástico, heroico y apocalíptico… ¿cómo el amor? “Creo que cada relación es un mundo en sí y nos vienen bombardeando hace décadas en el cine, la radio, la música romántica y los libros con la idea de que el amor es de una sola manera. Es una idea un poco fascista. Y mientras más uno escape de esa idea y encuentre otras formas de relacionarse, es más probable que logre una situación de libertad mayor. El amor tendría que ser un lugar de experimentación y para encontrar quién sos con esa o esas personas nuevas.”

Briones dice que no se siente parte de ninguna escena y que los artistas que más le interesan son los que hicieron siempre cosas distintas. “No creo que esté mal juntarse para hacer cosas, re flasheo con los movimientos como el Dadaísmo, me parece romántico y lindo; pero me da miedo hacer siempre lo mismo”, dice este músico que pone en su licuadora musical al brit pop, al Indio Solari y algunas enseñanzas de Jorge Alvarez, fundador del mítico sello Mandioca.

* Sábado 16 a las 20, gratis en el CCK, Sarmiento 151.