La familia de Santiago Maldonado cuestionó la investigación
El juez Otranto rechazó la recusación
El juez federal de Esquel, Guido Otranto, rechazó la recusación presentada por la familia de Santiago Maldonado, que consideró que el magistrado actuó de manera parcial y reclamó una investigación seria para encontrar al joven desaparecido hace ya 45 días. El pedido fue realizado ayer por la querella.

Según los argumentos esgrimidos por Verónica Heredia, la abogada de la familia Maldonado, Otranto no puede realizar la investigación de la desaparición forzada de Santiago Maldonado porque él mismo está involucrado, ya que fue quien ordenó despejar la ruta 40, marco en el cual  se produjo el ingreso de Gendarmería a la Pu Lof en Resistencia, donde se vio por última vez al joven oriundo de 25 de Mayo. 

La querella, además, reclamó investigar la responsabilidad que le cabría en el operativo a Pablo Noceti, jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, que conduce Patricia Bullrich. En su presentación, Heredia cita una nota periodística donde Otranto reconoce que estuvo reunido con Noceti para “evaluar la situación” pero, ante la consulta de si lo llamaría a declarar, el juez respondió que no pensaba hacerlo.

Según las primeras informaciones, el magistrado negó que los postulados interpuestos por la querella fueran reales y afecten su imparcialidad. Aseguró que el hecho de autorizar el desalojo de la ruta 40 no tiene nada que ver con la causa que investiga la desaparición forzada de Maldonado.

La querella, por su parte, solicitó la unificación de los dos expedientes (desaparición forzada y el Hábeas Corpus) y que la investigación sea reasumida por el juez que, eventualmente, reemplace a Otranto. Ahora, la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia deberá decidir si se aparta o no al magistrado de Esquel.