Murió la compañera de Alice Domon y Léonie Duquet
Una monja que despertaba conciencias para la libertad
Ivonne Pierron falleció en Misiones. Tenía 88 años. Logró escapar de la dictadura que torturó y asesinó a las otras dos religiosas francesas y, tras el retorno a la democracia, volvió al país. Se instaló en Posadas y allí siguió con sus labores religiosas y vinculadas a la defensa de los derechos humanos.
En Misiones se decretó duelo provincial por la muerte de Pierron.En Misiones se decretó duelo provincial por la muerte de Pierron.En Misiones se decretó duelo provincial por la muerte de Pierron.En Misiones se decretó duelo provincial por la muerte de Pierron.En Misiones se decretó duelo provincial por la muerte de Pierron.
En Misiones se decretó duelo provincial por la muerte de Pierron. 
Imagen: DyN

Murió a los 88 años Ivonne Pierron, la única de las monjas francesas que quedó viva luego de que sus compañeras Alice Domon y Léonie Duquet fueran secuestradas, torturadas y asesinadas en 1977, por la última dictadura cívico-militar. Desde el retorno de la democracia, Pierron vivió en Posadas, Misiones, donde seguía vinculada a labores religiosas y de defensa de los derechos humanos. El gobierno local decretó el duelo provincial.

“Despertando conciencias para la libertad”, decía Ivonne para definir su labor en la Argentina como miembro de la orden Misiones Extranjeras, que compartió con sus compañeras desaparecidas hasta que en 2005 fueron identificadas entre los restos hallados por el Equipo de Antropología Forense. Habían sido torturadas y luego arrojadas al mar en los denominados "vuelos de la muerte". “Luchadoras. Eso eran”, dijo Pierron sobre sobre sus compañeras.

La salud de la monja sobreviviente del horror se había deteriorado durante los últimos años y su fallecimiento ocurrió anoche en Santa Rita, un barrio de la capital misionera al que se había mudado después de desarrollar su tarea catequística durante varios en Pueblo Illia, un paraje en medio del monte misionero.

La monja no solo compartió la orden y la misión de Domon y Duquet, sino que fue amiga de ellas. Sobrevivió a la dictadura “porque yo no era tan santa como mis compañeras” y porque “en toda lucha hay siempre un sobreviviente para contar la verdadera historia”, relató en “Missionaire”, el documental sobre su vida realizado en 2004 por María Cabrejas, Fernando Nogueira y Gustavo Cataldi.

Logró escapar del asedio de los grupos de tarea porque la embajada francesa diseñó un operativo que consistió en maquillarla, vestirla como anciana y luego sentarla en una silla de ruedas para finalmente subirla a un avión y sacarla del país.

Volvió a la Argentina con el advenimiento de la democracia, en 1983, y se instaló en el monte misionero, donde levantó una obra con el dinero de su jubilación y los donativos que consiguió de su familia y de amigos argentinos. “Ivonne nos enseña a no agacharnos”, indicó uno de los pobladores del paraje que di su testimonio en el documental.

Cuando los restos de Léonie Duquet fueron identificados y tiempo más tarde inhumados en la iglesia Santa Cruz, del barrio porteño de San Cristobal, Ivonne viajó a Buenos Aires y estuvo presente en la ceremonia. “La historia se repite. A Jesús lo mataron porque molestaba mucho al poder. Hoy tenemos la prueba, la prueba de que eran ellas, que sólo nos induce a luchar más”, dijo en su discurso.

El gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, dispuso un "duelo provincial" por el fallecimiento de la religiosa, a la que definió como una “insigne luchadora por los derechos humanos” y quien en los últimos años fue recibió el reconocimientos de vecinos, autoridades y organizaciones internacionales por su militancia a favor de los más desprotegidos. Sus restos serán inhumados en Pueblo Illia, el paraje que eligió para volver después de sobrevivir al terrorismo de Estado. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ