Donna Karan apoyó a Weinstein y tuvo que pedir disculpas
La diseñadora de Hollywood que culpó a las víctimas
La famosa diseñadora de ropa criticó a las denunciantes del productor, en el ojo de la tormenta por acoso sexual. Le llovieron críticas y debió retractarse.
La famosa modista debió corregir su apoyo al cuestionado productor.La famosa modista debió corregir su apoyo al cuestionado productor.La famosa modista debió corregir su apoyo al cuestionado productor.La famosa modista debió corregir su apoyo al cuestionado productor.La famosa modista debió corregir su apoyo al cuestionado productor.
La famosa modista debió corregir su apoyo al cuestionado productor. 
Imagen: AFP

El escándalo de Harvey Weinstein en Hollywood sigue dando que hablar. Y con poco margen para la defensa del productor. Su amiga Donna Karan salió a hablar en su apoyo pero debió retroceder en su defensa.

"Por solo presentarse de la manera en que lo hacen. ¿Qué están pidiendo? Problemas", dijo la famosa diseñadora. "Creo que tenemos que mirarnos a nosotras mismas", afirmó, apuntando así a las víctimas más que al denunciado.

Weinstein, uno de los más influyentes productores de Hollywood está en la mira de todos tras la revelación que hizo el New York Times de acoso sexual a actrices y empleadas. Incluso debió hacer arreglos extrajudiciales para evitar demandas por su comportamiento. Las actrices Ashley Judd, Gwynet Paltrow y Angelina Jolie confirmaron haber sido acosadas por el productor de Pulp Fiction y El discurso del rey, entre otros films.

Las palabras de Karan a la revista People se le volvieron un boomerang y debió dar marcha atrás. Entre quienes la criticaron estuvo Rose McGowan, actriz que llegó a un acuerdo con Weinstein. "Eres deplorable. Ayudar a incitar es un crimen deplorable", escribió en Twitter.

"Aquellas afirmaciones no representan cómo me siento ni lo que creo", dijo la modista cuando las críticas arreciaron, y agregó que pasó toda su vida "defendiendo a las mujeres".

Weinstein pidió licencia cuando comenzó el escándalo, al que se sumó un audio amenazando a una mujer. El productor terminó renunciando a su empresa, y renunció la mitad del directorio. "Aunque estoy tratando de mejorar, sé que tengo mucho camino por delante", dijo en un comunicado.