Nuevos peritajes por el homicidio de María Marta
Cotejo de ADN quince años después
Inés Dávalos Cornejo será indagada por el crimen de García Belsunce.Inés Dávalos Cornejo será indagada por el crimen de García Belsunce.Inés Dávalos Cornejo será indagada por el crimen de García Belsunce.Inés Dávalos Cornejo será indagada por el crimen de García Belsunce.Inés Dávalos Cornejo será indagada por el crimen de García Belsunce.
Inés Dávalos Cornejo será indagada por el crimen de García Belsunce. 
Imagen: Télam

Inés Dávalos Cornejo, la ex mujer de Nicolás Pachelo que el viernes será indagada por el homicidio de María Marta García Belsunce, aceptará someterse a los análisis de ADN para comparar su perfil genético con la sangre de mujer hallada en la escena del crimen y les explicará a los fiscales que no estaba en el country Carmel al momento del asesinato, informó la defensa de la mujer.

En tanto, Pachelo pidió una postergación y no se presentará a su indagatoria porque su abogado, Roberto Ribas, tenía programado de antemano un viaje al exterior. Quien sí irá el viernes a la Unidad Funcional de Instrucción 2 de Pilar es Dávalos Cornejo, acompañada por sus abogados Francisco García Santillán y Diego Olmedo, quienes ejercerán una defensa independiente, ya que no tienen ningún vínculo con Pachelo ni con su abogado Ribas.

García Santillán es uno de los abogados que lograron la absolución de Lucila Frend en el juicio del 2011 por el crimen de su amiga Solange Grabenheimer, cometido el 10 de enero de 2007 en un PH de la localidad bonaerense de Florida.

Fuentes de la defensa de Dávalos aseguraron que la ex mujer de Pachelo –de quien está divorciada desde el 2009– “se someterá a todas las preguntas de los fiscales” Andrés Quintana y María Inés Domínguez y anticiparon que “va a aceptar entregar una muestra de su sangre para los cotejos de ADN”. En la escena del crimen de María Marta fueron halladas en una pared manchas de sangre que al ser analizadas revelaron la presencia de dos perfiles de ADN masculinos y uno femenino, que nunca fueron identificados y dieron negativos con todos los familiares, conocidos y sospechosos, entre ellos el viudo Carlos Carrascosa y Pachelo.

El ADN del “hombre 1” se encontró en una viga del techo y marco de la puerta del baño y en la antesala mezclado con sangre de la víctima. El perfil del “hombre 2” fue hallado en la viga del techo del baño, mezclado con el del “hombre 1”, mientras que el ADN femenino distinto del de la víctima se encontró en la alfombra de la antesala del baño.