Una joven de 25 años, embarazada de cinco meses, fue asesinada el sábado a la noche en la localidad de San Lorenzo. Brenda Sandoval, quien era jugadora de fútbol en el club Remedios de Escalada, fue atacada en la zona de calle Vicapulguo al 600, alrededor de las 21.30.

Según los primeros datos recabados por la Fiscalía, familiares de la víctima de femicidio dieron aviso del hecho al 911 tras escuchar detonaciones de arma de fuego en la casa delantera de un terreno en el que hay tres inmuebles. 

Allí encontraron a la joven que cursaba un embarazo de cinco meses de gestación, con múltiples heridas. En ese momento fue trasladada de forma particular hacia el hospital Eva Perón, donde se constataron heridas de arma de fuego en zona de tórax y heridas de arma blanca en miembros superiores. 

En tanto, en el marco de la investigación, en el lugar del hecho se encontraron vainas servidas calibre 9 y 40 milímetros, que fueron enviadas a peritar.

Tareas investigativas, además, llevaron a que se hallara en cercanías del lugar un vehículo con similares características a las aportadas en la investigación. Según se pudo saber, trascendió que los disparos partieron de una camioneta Ford Ecosport.

La investigación quedó a cargo de la fiscal de San Lorenzo Natalia Benvenuto, quien ordenó diferentes medidas.

Por su parte, el Club Remedios de Escalada de San Lorenzo emitió ayer un comunicado en sus redes sociales, donde lamentó el fallecimiento de la jugadora y se sumaron al pedido de justicia.