El único detenido por la desaparición de Rosalía Jara está más complicado
Habituado a aprovecharse de chicas
Juan Valdez es el padre de la hija de la chica desaparecida el 1º de julio, según confirmaron los estudios de ADN. El reclamo por la paternidad sería el móvil del crimen. También lo imputarán por cuatro casos de corrupción de menores.
Rosalía Jara desapareció el 1º de julio, con 18 años, en la localidad de Fortín Olmos.Rosalía Jara desapareció el 1º de julio, con 18 años, en la localidad de Fortín Olmos.Rosalía Jara desapareció el 1º de julio, con 18 años, en la localidad de Fortín Olmos.Rosalía Jara desapareció el 1º de julio, con 18 años, en la localidad de Fortín Olmos.Rosalía Jara desapareció el 1º de julio, con 18 años, en la localidad de Fortín Olmos.
Rosalía Jara desapareció el 1º de julio, con 18 años, en la localidad de Fortín Olmos. 

La Justicia confirmó que el único detenido por la desaparición de Rosalía Jara, Juan Valdez, es el padre de su hija. Al mismo tiempo, se indicó que el lunes será imputado por corrupción de menores contra al menos cuatro víctimas. Así, la situación procesal del acusado de 37 años se complica con el correr de las horas. Aunque la información brindada ayer fue escueta, una fuente confirmó que Valdez aprovechaba su rol de profesor de educación física y la "situación de vulnerabilidad" que coincide en todas sus víctimas. Hasta el momento, el hombre está acusado por "sustracción y retención para coaccionar", por el caso de Rosalía; pero la investigación permitió avanzar hacia otros delitos. Ayer, familiares de Rosalía, abogados querellantes y diputadas de la comisión de derechos y garantías se reunieron con el fiscal general Jorge Baclini, para reclamar celeridad en la investigación.

Las teoría del caso de la Fiscalía indica que el móvil de la desaparición que conmociona a Fortín Olmos sería el reclamo de Rosalía, de 18 años, a Valdez, por el reconocimiento de esa hija que hoy tiene dos años. Con cuatro meses cumplidos desde la búsqueda de paradero de la joven, tras haber salido de un bar la noche del 1º de julio pasado, la investigación arrojó resultados que refuerzan la hipótesis fiscal. Mientras tanto, la búsqueda y el reclamo de la aparición con vida de la chica no se detienen, pero hacen falta resultados de otras medidas en marcha para poder avanzar sobre pasos firmes.

La diputada provincial del partido SI, Alicia Gutiérrez fue una de las legisladoras que, junto con Silvia Augsburguer e Inés Bertero, se reunió con el fiscal general, Baclini; y con el regional, Rubén Martínez. "Manifestamos nuestra preocupación porque tenemos la impresión de que no está avanzando demasiado rápido. Ellos nos dijeron que el lunes próximo habrá nuevas imputaciones contra Valdez y nos confirmaron que el ADN dio positivo con respecto a la paternidad del acusado sobre la nena de Rosalía, de dos años", resumió Gutiérrez, sobre las novedades.

Fueron los fiscales Gustavo Latorre y Martín Gauna Chapero quienes le dieron la novedad a la familia de la joven. "Esta paternidad puede ser el motivo de discordia entre Rosalía y el imputado", dijo el funcionario de Seguridad, Rolando Galfrascoli, en medios radiales de la ciudad de Santa Fe. También lo dijo a este diario el fiscal Latorre, días atrás.

Al mismo tiempo, Gutiérrez recordó que se esperan resultados de ADN de un mechón de cabello encontrado en un nido de caranchos, en una zona rural. "La Corte se comprometió a darle celeridad a ese tema y eso terminaría de esclarecer la orientación con respecto a la búsqueda, que nunca cesó", dijo la legisladora.

También se espera resultados sobre la prueba digital. "La geolocalización de los celulares la realizará un perito de Buenos Aires de la UTN que estuvo trabajando también en la causa de Santiago Maldonado; y nos dijeron que se analizan una cantidad de inmensa de fojas donde figuran las llamadas de todos los teléfonos que la Fiscalía logró incautar", entre policías y civiles.

Además, el fiscal Latorre citó a Valdez a los Tribunales para el lunes, a las 10, donde le imputará nuevos delitos relacionados con cuatro menores de edad a quienes éste habría contactado a través de su rol como profesor y aprovechando la vulnerabilidad de las víctimas. La acusación será por "corrupción de menores", y los detalles quedarán plasmados en la audiencia.