Marcelo Tinelli rescindió su contrato con el grupo Indalo
Con el pase en su poder
Desde 2018, el conductor ya no estará ligado a la empresa que Cristobal López le vendió al fondo OP Investments. Quedará bajo la tutela directa del Grupo Clarín, con el que firmará contrato por dos años para seguir en la pantalla de El Trece.
Tinelli continuará con su clásico Showmatch.Tinelli continuará con su clásico Showmatch.Tinelli continuará con su clásico Showmatch.Tinelli continuará con su clásico Showmatch.Tinelli continuará con su clásico Showmatch.
Tinelli continuará con su clásico Showmatch. 

El vínculo contractual de Marcelo Tinelli con el Grupo Indalo tiene fecha de vencimiento: el 31 de diciembre. Desde el primer día de 2018, el conductor quedará con el pase en su poder, tras haber rescindido el “contrato madre” de exclusividad que unía al hombre con mayor capacidad de hacer rating de la TV argentina con la empresa que en 2013 le había comprado el porcentaje mayoritario de su productora, Ideas del Sur. En medio de la crisis económica que atraviesa Indalo y la anunciada venta de parte de Cristobal López al fondo OP Investments de todas sus empresas, Tinelli decidió desvincularse del contrato por el cual Indalo tenía la posibilidad de quedarse con sus servicios igualando cualquier oferta que recibiera el animador. De cualquier manera, el futuro de Tinelli y su clásico ShowMatch no es para nada incierto: en 2018 seguirán en la pantalla de El Trece, bajo la tutela directa del Grupo Clarín, con el que firmará contrato por dos años.

El vínculo entre Tinelli e Indalo culminará el mes que viene, cuando Showmatch finalice su temporada, aún sin fecha confirmada. La abultada deuda que la empresa tiene con el sueldo del propio animador, con el resto del equipo del ciclo y con los proveedores del programa más visto de la pantalla argentina, llevaron a que Tinelli tomara la decisión de romper el contrato de exclusividad. Ese contrato, que se extendía hasta 2022 inclusive, fue rescindido unilateralmente por el conductor por “incumplimientos varios”. Ese era el paso que el conductor necesitaba para poder planificar y negociar en total libertad su futuro profesional, teniendo en cuenta que su contrato laboral con Indalo vence a fin de año y no tenía intenciones de renovarlo. 

Los despidos a comienzo de año de Ideas del Sur de hombres y mujeres que formaban parte del círculo íntimo de Tinelli, sumado a los permanentes incumplimientos económicos en el contrato (que, incluso, llevaron a suspender el ritmo de “Aqcuadance” por falta de presupuesto), aceleraron la desvinculación del hombre oriundo de Bolívar. El contrato de exclusividad como conductor que Tinelli tiene con Ideas del Sur, que vence el 31 de diciembre de este año, no fue rescindido, ya que si lo hacía no podía terminar la temporada 2017 de Showmatch, ocasionándole un perjuicio económico y artístico a la emisora que lo tendrá en su programación en 2018. La transición debía ser relativamente ordenada. 

Sin embargo, la traumática desvinculación no parece ser un problema para Tinelli. Más bien todo lo contrario: era lo que el conductor deseaba, ante las abultadas deudas. De hecho, ayer mismo el conductor se reunió con Adrián Suar y Pablo Codevilla, los responsables artísticos de El Trece, con los que consensuó la continuidad del certamen Bailando por un sueño en 2018 en la pantalla de El Trece. Incluso, fuentes de ambas partes le contaron a PáginaI12 que el ciclo mantendrá el nombre de ShowMatch y el formato de cuatro emisiones por semana. “Un programa con el presupuesto de Showmatch es imposible de bancar económicamente si no sale por lo menos cuatro veces por semana”, reconoció un ejecutivo de la emisora, aliviado con la continuidad de quien es su principal figura. La posibilidad de que el conductor regrese a Telefe, la pantalla que lo vio nacer, no deja de ser una preocupación para El Trece, que desde 2006 lo cuenta en su programación.

Más allá de que la continuidad de Tinelli en El Trece es un hecho, aún resta determinar la modalidad que tendrá el vínculo entre ambas partes. Si bien en la reunión que Tinelli mantuvo con Suar y Codevilla no se habló ni de dinero ni de ningún detalle contractual, es seguro que para la nueva etapa el conductor deberá abrir una productora, pero más como una formalidad legal que con la idea de volver a producir. “No está en la cabeza de Marcelo formar una nueva productora audiovisual propia, como lo fue Ideas del Sur, desde donde producía ficción y otros programas. No quiere saber nada con eso. Por eso en su momento vendió la suya. Sólo creará una para firmar este nuevo contrato”, subrayó una fuente cercana al conductor, que responderá directamente a Artear. 

La nueva productora de Tinelli surge más de una necesidad legal e impositiva que de un deseo artístico empresarial a futuro. La idea de El Trece es firmar un contrato con esta nueva compañía por dos años, para que Tinelli abastezca exclusivamente a la pantalla de Clarín de ShowMatch y de otro programa que oficie de “satélite” del Bailando, al estilo de Este es el show. El deseo es que tanto el programa insignia como sus desprendimientos se realicen en los estudios de El Trece, con equipo técnico perteneciente a la emisora. Lo que aún resta por determinar es quién absorberá al círculo más íntimo de Tinelli, como sus productores Federico Hoppe y el Chato Prada, aunque a priori resultaría lógico que sean empleados de la productora y no del canal. El presupuesto anual de la etapa de Showmatch post Indalo se definirá, ahora, entre las intenciones del conductor y las posibilidades de Artear, que contratará a la productora con exclusividad. Con el pase en su poder, Tinelli ya cerró su contrato.