El guiño de los empresarios

El presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, dio su visto bueno a las reformas del Gobierno, al considerar que tanto la laboral como la tributaria “están enfocadas en modificar la estructura impositiva” y “no se habla de bajar sueldos”. “No le tengo miedo a la flexibilización laboral”, advirtió el empresario. “Acá nadie va a precarizar el empleo, eso sería absurdo”, dijo, y sugirió que “no hay que poner esto en (términos de) buenos o malos, en ‘combatiendo el capital’”. Explicó que el empleado “tiene derechos y tiene obligaciones” y que no cree que haya desprotección. “Es decir, no veo un tema de trabajo esclavo general, sería imposible en la Argentina actual”, aseguró. Sobre la reforma tributaria, el jefe de la UIA dijo que “los contribuyentes tenemos que empezar a mirar la discusión entre los gastadores de impuestos”. Ante el intento de imponer un tributo al vino opinó que “hay que sacar los impuestos anti-producción y anti todo”.