La pelea con Coca-Cola
Impuestos y burbujas

El proyecto de reforma fiscal tal como quedó redactado dista en algunos puntos relativos a impuestos internos de lo anunciado 15 días atrás por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. En las últimas semanas el Gobierno cedió ante la presión de los bodegueros, acompañados por el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien además comparte el espacio de Cambiemos. Sin embargo, mantuvo el aumento en la alícuota de impuestos internos para bebidas azucaradas naturalmente, lo que había generado una airada reacción de la multinacional Coca-Cola, que amenazó con no realizar las inversiones prometidas y dejar de comprar insumos en el país. Ayer la empresa le bajó el tono a las amenazas. El proyecto además mantuvo la reducción de las alícuotas del impuesto interno para productos como celulares, televisores, aires acondicionados y microondas, pero de manera gradual hasta llegar a cero en 2024. 

La idea original era que vinos, sidras y espumantes, que estaban exentos de impuestos internos, comenzaran a tributar 10 y 17 por ciento, respectivamente, mientas que a las cervezas le duplicarían la alícuota al 17 por ciento. Tras varias reuniones con el sector, que alertó sobre la pérdida de puestos de trabajo y la destrucción de la actividad, el equipo económico de Cambiemos dio marcha atrás con estos impuestos.

Esto abrió otra disputa en la industria de las bebidas gaseosas y los cañeros azucareros. La voz más beligerante provino de la alimenticia Coca-Cola. La firma amenazó con dejar de comprar derivados cítricos en el noroeste argentino y anunció que pensaba frenar una inversión ya anunciada de 1000 millones de dólares si el Ejecutivo insistía con subir la alícuota al 17 para las gaseosas azucaradas. Ayer le bajó el tono y a través de un comunicado aseguró que “sigue trabajando con fuerte compromiso en el desarrollo de la Argentina”. “Argentina es clave en la operación global y eso se refleja en las inversiones anuales en las compañías regionales, evaluando constantemente su flujo en pos de la sustentabilidad del negocio en el largo plazo. Reafirmamos este compromiso”, agrega la compañía que posee 50 por ciento del mercado.