Caída de la producción y de las exportaciones de autos. Los importados siguen ganando mercado local
Rebaje en la marcha del sector automotor
Las ventas de vehículos importados crecieron 43 por ciento hasta noviembre, mientras que la comercialización de nacionales acumula una baja de 9 por ciento.
La producción de autos en noviembre bajó 3,7 por ciento.La producción de autos en noviembre bajó 3,7 por ciento.La producción de autos en noviembre bajó 3,7 por ciento.La producción de autos en noviembre bajó 3,7 por ciento.La producción de autos en noviembre bajó 3,7 por ciento.
La producción de autos en noviembre bajó 3,7 por ciento. 

La producción nacional de automotores se retrajo en noviembre 3,7 por ciento respecto de igual período del año pasado, con lo cual vuelve a los números negativos luego de seis meses consecutivos de recuperación. Según informó ayer la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), el mes pasado se fabricaron 45.228 unidades, con lo que acumulado en el año asciende a 438.878 por ciento, un 1,4 por ciento por encima de igual lapso de 2016 pero un 11,4 por ciento por debajo de los niveles de 2015 (495.172 unidades). El desplazamiento de la producción nacional por unidades importadas y la caída de la demanda brasileña por vehículos argentinos explica esa situación. 

El mismo retroceso se exhibió en exportaciones. En noviembre se despacharon al exterior 19.122 vehículos, lo que reflejó una baja de 9,7 por ciento respecto a octubre y un 11,2 por ciento menor de las 21.531 unidades que se vendieron en igual mes de 2016. 

“El aumento de la participación de los importados en el mercado interno sigue siendo un factor contractivo para la industria, ya que desplaza producción nacional”, explicaron desde la Consultora Radar, que dirige la ex subsecretaria de Comercio Exterior Paula Español. 

De acuerdo con los datos de Adefa, las automotrices produjeron un 3,1 por ciento más respecto de las 43.854 unidades de octubre pero 3,7 menos que las 46.962 de noviembre de 2016. En el cotejo interanual, es la cuarta baja del año. Las anteriores habían sido febrero (-29,7), marzo (-13,2) y abril (-15,1). Luego había comenzado a dar cifras positivas y octubre se había destacado con un mejora del 15,9 por ciento.

En el caso de las exportaciones, se despacharon 19.122 vehículos que representaron una baja de 9,7 por ciento respecto del mes previo y de 11,2 por ciento de igual período de 2016. “En el acumulado anual las terminales exportaron 191.385 vehículos, lo que arroja un crecimiento de 11,8 por ciento respecto de las 171.206 unidades que se enviaron a diversos mercados en el mismo período del año pasado”, señala el comunicado de la asociación de fabricantes de automóviles. 

“Las exportaciones de utilitarios a destinos no tradicionales venían siendo el factor que impulsaba la producción durante los últimos meses. De hecho, acumulan un alza de 34 por ciento en el año. Sin embargo, en noviembre cayeron 8,8 por ciento y no lograron compensar la caída de las ventas al mercado interno”, detalla el informe de la Consultora Radar. 

El principal destino continúa siendo Brasil, con el 64,3 por ciento del total, aunque perdió participación, seguido por Centroamérica (8,4 por ciento) y Perú y Chile (4,7 ambos).

En ventas mayoristas, el informe industrial de noviembre indica que el sector comercializó a la red de concesionarios 78.631 unidades, un 5,7 por ciento más respecto de las 74.416 registradas en octubre anterior y un 26 por ciento por sobre del desempeño del mismo mes del año pasado (62.401 unidades). Con un total de 793.495 vehículos comercializados entre enero y noviembre, el sector registró una suba interanual de 22,2 por ciento en ventas mayoristas totales. 

No obstante, continúa creciendo la presencia de importados en las ventas a agencias de unidades que son compradas en el exterior por las terminales radicadas en el país.

Las ventas de vehículos importados crecieron 45 por ciento en noviembre y en los once meses suman un alza de 43 por ciento, mientras que la comercialización de nacionales cayó 4 por ciento y acumulan una baja de 9 por ciento, respectivamente. “Como consecuencia de ello, en noviembre (y en el acumulado anual), el market share de importados llegó a 71 por ciento. En 2016, la proporción había sido 60 por ciento y en 2015 fue 53 por ciento. La pérdida de participación responde a la mayor apertura comercial y al relajamiento del control del sistema flex de intercambio del sector automotriz con Brasil”, advierte el informe industrial de noviembre de la consultora que dirige Español.