En Honduras, los seguidores de los candidatos se manifestaron ante la crisis política
La disputa electoral se vive en la calle
El opositor Nasralla, respaldado por sus seguidores, pidió la revisión de todas las actas y la intervención de un tribunal internacional. Mientras, diputados y dirigentes del oficialismo marcharon en apoyo al mandatario Hernández.
Seguidores de Salvador Nasralla tomaron varias rutas del país durante el día.Seguidores de Salvador Nasralla tomaron varias rutas del país durante el día.Seguidores de Salvador Nasralla tomaron varias rutas del país durante el día.Seguidores de Salvador Nasralla tomaron varias rutas del país durante el día.Seguidores de Salvador Nasralla tomaron varias rutas del país durante el día.
Seguidores de Salvador Nasralla tomaron varias rutas del país durante el día. 

Los seguidores de los candidatos que se disputan la presidencia en Honduras salieron ayer a las calles a manifestarse, ante la crisis que afecta al país por la falta de definición en los comicios del 26 de noviembre.

Los simpatizantes de Salvador Nasralla, de la izquierdista Alianza de Oposición, tomaron varias rutas del país desde temprano. Los manifestantes colocaron piedras y quemaron llantas en medio de la calle para impedir el tráfico de los vehículos.

La agrupación denuncia un fraude en los comicios y pidió la revisión del proceso electoral completo y la intervención de un tribunal internacional.

Por otro lado, cientos de simpatizantes del conservador Partido Nacional, del presidente Juan Orlando Hernández, realizaron ayer una manifestación en Tegucigalpa denominada “Marcha unidos por la paz”. Vistiendo camisas blancas y portando banderas de ese partido, azul con una estrella blanca al centro, la gente salió a las calles en apoyo al presidente, aspirante a la reelección. La marcha fue encabezada por diputados y dirigentes del partido. Los nacionalistas caminaron desde las cercanías del Estadio Nacional, hasta el final del bulevar Morazán, donde Hernández ofreció un discurso.

Los líderes de la Alianza de Oposición consideran que Hernández planificó un fraude junto a las autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para robarle el triunfo a su candidato, Salvador Nasralla.

El candidato opositor reiteró ayer que cree que debe haber una revisión completa de todo el proceso electoral y solicitó que se realice una auditoría forense y la presencia de un calígrafo. Esa coalición ofreció una conferencia de prensa en la que estuvo además el principal aliado de Nasralla, el ex presidente Manuel Zelaya, derrocado en un golpe de Estado  en 2009 cuando buscaba impulsar una consulta popular con intenciones reeleccionistas.

“Solicitamos una auditoría forense del sistema”, dijo Nasralla, que demanda revisar todas las actas por los fallos que hubo en el sistema del TSE. El aspirante presidencial aseguró que mientras eso no ocurra el país continuará en una movilización total pacífica. Además, Nasralla dijo que el “tribunal internacional” que pide, debe crearlo la Organización de Estados Americanos (OEA) para que haga el recuento de “voto por voto, de actas y cuadernillos” de las elecciones generales del 26 de noviembre en Honduras. 

El tribunal electoral divulgó el resultado final el lunes, ocho días después de los comicios, que daba un estrecho margen de diferencia a Hernández. Ante las impugnaciones, el TSE aún no declaró oficialmente a un ganador de las elecciones. 

La demora en el recuento y un cambio en la tendencia a favor del actual mandatario a mitad de la semana pasada llevaron a la oposición a denunciar fraude electoral y salir a la calle a protestar. A raíz de estas manifestaciones, que en algunos casos se tornaron  violentas, el gobierno decretó el viernes un toque de queda por diez días.