El proyecto tributario grava con Ganancias a las cooperativas financieras. Fuertes rechazos
La solidaridad también tributa a la AFIP
La reforma impositiva que envió el Ejecutivo al Congreso establece que las cooperativas que se desarrollan en ahorro, crédito, seguros y finanzas deberán pagar Ganancias. Quejas de Coninagro, Cooperar y otras entidades directamente afectadas.
El sector cooperativo reaccionó en bloque. Cuestionan que el Gobierno “no entienda la naturaleza de la actividad”.El sector cooperativo reaccionó en bloque. Cuestionan que el Gobierno “no entienda la naturaleza de la actividad”.El sector cooperativo reaccionó en bloque. Cuestionan que el Gobierno “no entienda la naturaleza de la actividad”.El sector cooperativo reaccionó en bloque. Cuestionan que el Gobierno “no entienda la naturaleza de la actividad”.El sector cooperativo reaccionó en bloque. Cuestionan que el Gobierno “no entienda la naturaleza de la actividad”.
El sector cooperativo reaccionó en bloque. Cuestionan que el Gobierno “no entienda la naturaleza de la actividad”. 

El sector cooperativo prendió una señal de alerta porque el proyecto de ley de reforma tributaria enviado por el Gobierno al Congreso de la Nación propone gravar con el impuesto a las ganancias a las cooperativas y mutuales que realizan actividades financieras. “El objetivo de las cooperativas no es la retribución al capital sino garantizar el acceso a los servicios en condiciones de equidad y transparencia. Para ello requieren un tratamiento tributario acorde a su naturaleza”, indicaron en un comunicado las entidades cooperativas más grandes del país. “Se vulneraría una conducta histórica porque la ley de cooperativas indica que estas entidades no persiguen propósitos de lucro. Se retornan a los asociados los excedentes en proporción a los servicios utilizados y nunca respecto al capital aportado”, criticó al proyecto de ley del Ejecutivo el diputado nacional y presidente del Banco Credicoop, Carlos Heller.

Los incisos d y g del artículo 20 de la ley del impuesto a las Ganancias indican que las utilidades de las sociedades cooperativas no estarán sujetas a ese tributo. Pero el artículo 23 del proyecto de ley de reforma tributaria redactado por el Ministerio de Hacienda, que será debatido en las sesiones extraordinarias en el Congreso, aclara que esa exención “no será de aplicación a los resultados provenientes de actividades de ahorro, crédito y/o financieras o de seguros y/o reaseguros”. De aprobarse la ley, las cooperativas y mutuales que prestan servicios financieros perderían la exención de Ganancias y pasarían a tributar como cualquier empresa.

Las entidades Cooperar, Coninagro, la CNCT, Conaice y Conarcoop difundieron un comunicado en defensa del actual esquema impositivo. “El objeto de las cooperativas es brindar servicios a los asociados. Nadie lucra consigo mismo. El asociado paga un precio estimativo que busca cubrir los costos del servicio recibido. En caso de que el precio cobrado al asociado supere el costo del servicio, el sobrante es devuelto al asociado en concepto de excedente repartible. Esto no es una ganancia, es un valor que vuelve al asociado por el precio pagado en exceso respecto al costo. En caso de excedentes no generados por servicios brindados a los asociados, esos excedentes pasan a integrar el patrimonio de la cooperativa en calidad de reserva irrepartible, que nunca puede ser distribuida entre los asociados bajo ningún concepto”, explica el documento.

Las entidades agregan que “los asociados pagan Ganancias sobre los excedentes recibidos de la cooperativa. El asociado paga Ganancias por el capital que integra en la cooperativa”. El movimiento cooperativo advierte que el cambio tributario se puede transformar en la puerta de entrada para eliminar la exención de Ganancias de todas las empresas cooperativas.

La cooperativa más importante dedicada a los servicios financieros es el Banco Credicoop. El resto de los actores directamente afectados por el proyecto de ley del Gobierno son las cooperativas de crédito de capital propio. “La ley reconoce a cooperativas y mutuales una naturaleza propia que las diferencia de las sociedades comerciales, constituidas con el fin de obtener una ganancia a repartir entre sus miembros. Los gobiernos deberían establecer una política y un marco jurídico favorables a las cooperativas y compatibles con su naturaleza y función. Los gobiernos deberían fomentar estas empresas solidarias y diferenciarlas en el tratamiento fiscal de las lucrativas”, dijo ayer el diputado Carlos Heller.

En la misma línea, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) advirtió que, “de avanzar la iniciativa del Gobierno, ocasionaría un grave perjuicio a los usuarios y al vasto entramado económico y social al que estas empresas prestan servicios, conformado por las pymes, pequeños productores, profesionales, ya que la medida impactará de lleno en las cadenas de valor, en particular en las economías regionales”. “Es inviable una reforma impositiva que perjudique aun más a los sectores que dependen del mercado interno y dan trabajo a la mayor parte de la población”, agregó Apyme.