Ochenta suspensiones en la planta de Medias Ciudadela
Un crisis que hace caer las medias
Textiles, entre un mercado en baja e importaciones en alza.Textiles, entre un mercado en baja e importaciones en alza.Textiles, entre un mercado en baja e importaciones en alza.Textiles, entre un mercado en baja e importaciones en alza.Textiles, entre un mercado en baja e importaciones en alza.
Textiles, entre un mercado en baja e importaciones en alza. 

La empresa TN&Platex decidió la suspensión durante cuatro meses de ochenta trabajadores de su planta en Ciudadela, en donde se fabrican medias. “Se está haciendo un estudio técnico”, argumentaron desde la firma. La noticia se suma al cierre definitivo de la hilandería Sedamil, ubicada en Trelew, Chubut, encargada del hilado de la nueva camiseta de la Selección Argentina de Fútbol. La compleja situación del sector textil se explica por la reducción del mercado interno junto a la suba de importaciones. Según los datos de la Cámara de la Indumentaria, en lo que va del año el ingreso de ropa del exterior creció un 25 por ciento interanual medido en toneladas.

La empresa Medias Ciudadela fue creada bajo el nombre Ciudadela SRL en 1949. En 2015 fue adquirida por TN&Platex, la firma productora de hilados  más grande del país, que también tiene una planta de medias en Monte Caseros, Corrientes. El establecimiento de Ciudadela comenzó un proceso de reducción, que contó la semana pasada con diez desvinculaciones “acordadas”, dice la empresa. Ahora llegó el turno de las suspensiones. TN&Platex ya protagonizó despidos en sus plantas de Chaco, La Rioja y Tucumán. Días atrás este diario dio a conocer el cierre de Sedamil, la textil más importante de Trelew, con casi 40 años operando en esa localidad. Sedamil se encontraba hace once meses en serias dificultades. El cierre afecta a 107 trabajadores.

Según los datos del Indec, en diez meses la producción del sector textil acumula una baja del 9,4 por ciento frente al mismo período del año pasado. La situación se explica en primer lugar por el deterioro del mercado interno: según la CAME, las ventas minoristas de textiles cayeron un 3 por ciento en lo que va del año. También la suba de importaciones del 25 por ciento en cantidades en lo que va del año afecta a la industria textil.