Encuentro de Dramaturgia Internacional Emergente
Una ventana para la apertura escénica
Organizado por el Corredor Latinoamericano de Teatro, el festival fue ideado para promover la circulación y promoción del teatro latinoamericano. Hoy y mañana, en El Extranjero, se verán textos chilenos, brasileños y mexicanos a cargo de directores argentinos.
La fuerza del corazón, de la chilena Javira Mendoza Ceverino.La fuerza del corazón, de la chilena Javira Mendoza Ceverino.La fuerza del corazón, de la chilena Javira Mendoza Ceverino.La fuerza del corazón, de la chilena Javira Mendoza Ceverino.La fuerza del corazón, de la chilena Javira Mendoza Ceverino.
La fuerza del corazón, de la chilena Javira Mendoza Ceverino. 

Con el objetivo de difundir el trabajo de los nuevos autores del continente comienza hoy la cuarta edición del Encuentro de Dramaturgia Internacional Emergente (EDIE), del que participan este año Argentina, Chile, Brasil y México. El ciclo es organizado por el Corredor Latinoamericano de Teatro, una organización no gubernamental creada para la circulación y promoción del teatro latinoamericano, que surgió con el objetivo de “fortalecer la identidad teatral local”. Los textos elegidos fueron intercambiados entre los países participantes, de modo que aquí se verán textos chilenos, brasileños y mexicanos, a cargo de directores argentinos. Las funciones serán hoy y mañana en El Extranjero Teatro (Valentín Gomez 3378), todas con entrada con modalidad a la gorra.

“La iniciativa surgió de identificar que la dramaturgia europea tenía mayor circulación en nuestros países que la propia dramaturgia latinoamericana. Conocíamos poco de autores y dramaturgias y también de las búsquedas y experimentaciones que se estaban dando en nuestros países”, cuenta a Páginai12 Gabriel Fernández Chapo, dramaturgo y director local, que este año es el coordinador general de la edición argentina del EDIE. Para él, esa falta se evidencia tanto en las programaciones de los grandes festivales teatrales, “donde son muchas más las compañías de otros continentes las que ocupan espacios de presencia”, como en la “escasez de políticas culturales que promuevan la circulación y conocimiento de los autores dramáticos emergentes del continente”, algo que es más bien posible gracias a la labor individual de grupos, compañías y creadores que al sostenimiento de proyectos oficiales. 

En esa búsqueda, el EDIE ya ha permitido proyectar a nivel internacional a doce dramaturgos argentinos y a más de cuarenta de toda Latinoamérica, a través del estreno de sus textos en países hermanos. Por su parte, el Corredor Latinoamericano de Teatro actualmente tiene sedes, presencia y redes de trabajo en siete países de la región, en los que desarrolla publicaciones, seminarios de formación y producción de espectáculos, además de este festival, que es su ventana de visibilización. En el último tiempo, de hecho, sus responsables están trabajando en la edición en un libro que contenga los textos dramáticos de los ganadores de las cuatro ediciones del EDIE, con el objetivo de ofrecer una publicación que presente un buen panorama de la nueva dramaturgia local.

Este año, los textos montados serán La fuerza del corazón, de la chilena Javira Mendoza Ceverino, El corazón de la galaxia, escrita por los mexicanos Alfredo Macías Rubio y Kenia Abril Lara Ramírez y Aquí hay faltas, de Pedro Caroca y Wilker França, de Brasil. Por argentina, las elegidas para montar los textos fueron tres mujeres, respectivamente, Micaela Picarelli, Melina Milone y María Laura Laspiur. La primera se verá hoy a las 21 y cuenta la historia de “una madre y un hijo que comparten las dificultades de la miseria y la marginación social”; la segunda será mañana a las 17 y trata sobre un grupo de niños y niñas emprenden un viaje en busca del corazón de la galaxia; por último, Aquí hay faltas cerrará esta edición del ciclo con una función mañana a las 20 en la que se narrará cómo la angustia de la ausencia impulsa a una joven a intentar llenar ese vacío.  

“En particular, en esta edición, identifico que los distintos textos dramáticos tienen un fuerte abordaje existencial, preguntándose sobre los valores morales, políticos e ideológicos; una indagación sobre temáticas sociales sin perder la fuerza de los conflictos esenciales de lo humano”, describe Chapo, que es también secretario de Formación e Investigación del Corredor, y para quien      la dramaturgia latinoamericana “presenta una multiplicidad de búsquedas temáticas, formales y poéticas que tiene uno de sus pies apoyado sobre la propia tradición e historicidad teatral latinoamericana y otro en sintonía con las experimentaciones y tensiones que se dan a nivel mundial en el campo escénico”.

* Las funciones de los tres espectáculos serán con entrada a la gorra. Se puede reservar localidades escribiendo a [email protected].