En lo que va del año la actividad creció 1,9, pero en 2016 había caído 4,9
La industria, abajo de 2015
A dos años de gobierno de Macri, la producción fabril se encuentra por debajo de los niveles de 2015. Los sectores más afectados son los que dependen del mercado interno. En noviembre el Indec informó un avance del 3,5 por ciento.
Los rubros industriales vinculados a la construcción son los de mejor desempeño.Los rubros industriales vinculados a la construcción son los de mejor desempeño.Los rubros industriales vinculados a la construcción son los de mejor desempeño.Los rubros industriales vinculados a la construcción son los de mejor desempeño.Los rubros industriales vinculados a la construcción son los de mejor desempeño.
Los rubros industriales vinculados a la construcción son los de mejor desempeño. 

La actividad industrial creció 3,5 por ciento en noviembre frente al mismo mes del año pasado. Insumos de la construcción, siderurgia y metalmecánica traccionaron esa suba, según informó el Indec. La manufactura acumula en once meses un avance del 1,9 por ciento en relación a la debacle de 2016. De todas maneras, todavía no llega a compensar esa pérdida: en el período enero-noviembre de 2016 la industria cayó un 4,9 por ciento frente a 2015. El primer factor que juega a favor del avance industrial es la obra pública, ya que la construcción tiene incidencia sobre varios rubros industriales. También mejoraron las ventas de autos a Brasil, la producción de maquinaria agrícola y algunos segmentos de la línea blanca. En cambio, el consumo interno continúa a los tumbos, las tasas de interés desalientan la inversión productiva y la apertura de importaciones afecta a sectores “sensibles”.

La industria acumula siete meses consecutivos de mejora de la actividad en la comparación anual. Los avances se verificaron en comparación con fuertes caídas del año pasado. En mayo, la mejora fue de 2,7 por ciento frente a una merma del 4,5 del año pasado; en junio, de 6,6 contra una baja del 6,4; en julio, un 5,9 en relación a una baja del 7,9; en agosto, de 5,1 frente a una merma del 5,7; en septiembre, un avance del 2,3 contra una baja del año pasado del 7,3 y en octubre, de 4,4 versus una caída del 8,0. En noviembre, el dato que fue divulgado ayer, la mejora del 3,5 aplica sobre una baja del 4,1. En el acumulado de once meses, la mejora del 1,9 por ciento no llega a componer el deterioro del 4,9 por ciento del mismo período del año pasado. En consecuencia, la industria sigue en peores condiciones que en 2015.

En noviembre se redujo la cantidad de sectores que operaron en positivo, en tanto que en once meses hay seis bloques con alzas y otros seis en negativo. El primer beneficiado fue el sector siderúrgico, con un avance del 18,1 por ciento en la producción de acero crudo. Los insumos de la construcción avanzaron en noviembre un 11,4 por ciento en la comparación anual a partir de la suba del cemento (14 por ciento), vidrio (7,0) y otros materiales (11,2). 

La metalmecánica también se sube al podio de noviembre, con una mejora del 10,2 por ciento interanual. La tracción vino, otra vez, por el lado de la construcción en el caso de los productos de metal para uso estructural, seguido por bienes de consumo durable como lavarropas, cocinas, termotanques y heladeras y la maquinaria agrícola. El último informe de Adimra (que nuclea a las empresas metalúrgicas) advierte que hay rubros como equipo médico y bienes de capital que siguen en baja interanual. Por su parte, también operaron en positivo los sectores de papel y cartón (3 por ciento) y edición e impresión (7,8). La industria textil registró una mejora del 3,6 aunque a esta altura del año pasado mostraba una caída del 27,7 por ciento.

La industria automotriz cayó en noviembre un 3,3 por ciento interanual, a pesar de que los patentamientos en ese período subieron un 19,9 por ciento, lo que da cuenta del fuerte ingreso de autos importados. Otro sector que operó en negativo fue sustancias y productos químicos, con una merma del 3,5 por ciento impulsada por materias primas plásticas y caucho sintético (-14,0), productos farmacéuticos (-7,2), gases industriales (-3,4) y detergentes, jabones y productos personales (-2,1 por ciento). Asimismo, la refinación de petróleo bajó 4,4 por ciento y la industria del tabaco, un 7,4. El sector de alimentos y bebidas mostró una baja interanual del 1,6 por ciento en noviembre a raíz del rubro azúcar y productos de confitería (-30,9), molienda de cereales y oleaginosas (-7,1), lácteos y yerba mate y té (-2,3 por ciento). Mejoraron bebidas (3,0), carnes blancas (2,1) y carnes rojas (6,9).