El ex vicepresidente Amado Boudou recuperó la libertad
"Hay escarnio, no justicia"
Después de 70 días en el penal de Ezeiza, el ex vicepresidente fue liberado por orden de la Cámara Federal. Militantes se acercaron a recibirlo en las puertas de Madariaga al 6000. Dijo que "es muy duro perder la libertad", agradeció "a los compañeros y compañeras" y pidió por los detenidos políticos. Remarcó que no volverá a la política, simplemente porque nunca se fue.
Imagen: Télam

"Lo que importa es lo que está en juego para el país", aseguró el exvicepresidente Amado Boudou al recuperar la libertad tras 70 días de detención y envió un mensaje a "todos los compañeros y compañeras que en todo el país están detenidos". "Estamos ante un sistema que está dando vuelta la presunción de inocencia y tiene que ver más con el escarnio que con la justicia, el Poder Judicial está haciendo un abuso", sentenció en la puerta de la Superintendencia de la Policía Federal, donde dio una breve conferencia de prensa minutos después de ser liberado, tal como lo decidió esta tarde la Cámara Federal. 

"No quiero ocuparme de mí sino de las compañeras y compañeros que están detenidos con prisión preventiva o están perseguidos", fueron las primeras palabras del exvicepresidente tras recuperar la libertad y analizó las detenciones preventivas y las causas abiertas por el Poder Judicial contra dirigentes políticos y sociales como "abusos". "No es por mí que logré mi libertad sino por todas las compañeras y compañeros que en distintos lugares del país están detenidos, y esto es una situación grave", sentenció. 

Boudou, consultado sobre por qué los jueces decidieron avanzar contra los funcionarios kirchneristas una vez que estuvieron fuera del Gobierno, eligió recordar las palabras de "un dirigente político que me visitó en estos días" y resaltó: "Desde 1810, no hay 12 años ininterrumpidos de un gobierno nacional y popular, y hoy nos toca pagar". 

En ese tono,  el exfuncionario aseguró que pasó los 70 días de detención con "mucha tranquilidad, con mucha fe y muy convencido de lo que fue el gobierno de Néstor Kirchner y los dos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner". Respecto de sus días en el penal de Ezeiza, el exfuncionario aseguró que  "es muy duro perder la libertad" y agradeció "a los compañeros y compañeras que mandaron abrazos y saludos".  Ante la posibilidad de retomar su carrera política, subrayó: "Nunca me fuí". 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ