Tras recibir 700 millones de dólares en bonos, el gobierno bonaerense ratificó su oferta a los docentes
Para los maestros "no hay"

A horas de que el gobierno nacional oficializara el envío de 753 millones de dólares en Letras del Tesoro para las arcas de la administración de María Eugenia Vidal, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, afirmó que “no hay y no encontramos dinero para aumentar el ingreso de los maestros”. "No estamos regateando", insistió.

El mensaje que busca desalentar la demanda de los gremios docentes tuvo, además, otro condimento: “Para pagarles más, tendríamos que aumentar impuestos, deuda, bajar salarios a otro sector, a los jubilados o a la obra pública”, dijo el funcionario que integra el equipo de gobierno que negocia paritarias con los gremios docentes y que esta mañana despertó con la noticia del envío de fondos por parte de Nación.

Según el Boletín Oficial, el gobierno de Mauricio Macri emitió hoy dos Letras del Tesoro por 753 millones de dólares, con destino directo a la provincia de Buenos Aires. El envío fue tomado "en el marco de la programación financiera para el presente ejercicio", confirmó la resolución del Ministerio de Finanzas.

Tras esta noticia, Lacunza reconoció que él quisiera hacer “una oferta mejor a los maestros, pero no hay plata”. Insistió que “tenemos una estrechez de recursos y una escasez financiera” e indicó que “por eso nuestra propuesta salarial es consistente con nuestras proyecciones”.

Ayer, los gremios que integran el Frente de Unidad Docente rechazaron al oferta de un aumento de 15 por ciento en tres cuotas sin cláusula gatillo, hecha por la administración provincial. La oferta es prácticamente la misma que Vidal había puesto sobre la mesa la semana pasada, y que también había sido desestimada por         los gremios.

“Para poder pagar más tendríamos que aumentar impuestos, aumentar la deuda, bajar salarios en otro sector, bajar jubilaciones o bajar obra pública”, condicionó Lacunza y la agregó presión temporal a la discusión. Esta paritaria, dijo,  "no tiene una lógica como las otras, sino que tiene una fecha límite, que es el inicio de clases".

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ