CULTURA DIGITAL › CONSUMER ELECTRONIC SHOW 2013 EN LAS VEGAS

Con la ruleta tecno salta la banca

Más de tres mil expositores se juntan en la ciudad de los casinos para mostrar el futuro de la tecnología. Autos y casas que se conectan a Internet, las estrellas. Microsoft y Apple ausentes con aviso.

 Por Mariano Blejman

No deja de ser sintomático que la conferencia sobre el futuro de la tecnología más importante del año sea en Las Vegas. Si al final de cuentas, la apuesta por el futuro no es otra cosa que una ruleta en donde entran en juego tanto millonarias investigaciones y desarrollos tecnológicos de punta, como el azar de no saber cuál será el objeto, aparato, chichecito que terminará triunfando ante el increíble apelotonamiento de novedades que trae el Consumer Electronic Show de este año, que suele referirse como CES2013.

En la conferencia participan cerca de 150 mil visitantes de todo el planeta, hay más de tres mil expositores y en apenas seis días tienen cerca de 170 mil metros cuadrados para explayarse en esta pelea por volver todo más rápido, más chiquito, más funcional, más conectado, más inteligente. Todo está en Las Vegas para anticipar lo que vendrá, bueno, casi todo: en esta ocasión por primera vez en 18 años Microsoft no será parte de la exposición, sumándose a la ya tradicional postura de Apple que crea su propio evento para mostrar sus productos. Es decir, dos de las empresas más poderosas del mercado han decidido darle la espalda al CES, pero éste pareciera no haberse enterado, ni darle demasiada importancia.

Nvidia, Samsung, Intel, Huawei, Lenovo, LG, HP, la lista de expositores y de anuncios por segundo es voraz e interminable: el espasmo tuitero como noticia no da lugar a la percepción de la historia completa. El enviado especial, generalmente invitado a cubrir por una de las marcas, intenta mostrarlo todo, adelantarse a sus colegas que tuitean un poco más lento: la sala de prensa, la cola del baño, la pieza del hotel, primeros planos mal enfocados de algún aparato que algún día cambiará las costumbres de millones de personas. “Ojo, que ya presentan un chiche nuevo”, dice un enviado. El alerta tuitero carece muchas veces de fundamento.

Corren en punta, al menos en este CES, objetos desanimados hasta hace unos años, que ahora empiezan a tomar vida propia. Uno de los anuncios estrella del CES es el AT&T Digital Life, un sistema de seguridad hogareña interactivo, conectado a Internet y que le permite a la casa comunicar las cerraduras, cámaras, control de temperatura, luces para los horarios de verano e invierno. El “paquete” estará disponible en Estados Unidos en marzo y promete ser el primer gran desarrollo hacia la verdadera Internet de las cosas: objetos hablando entre sí.

En la misma línea está la presentación de LG, que propone heladeras inteligentes, hornos inteligentes y lavadoras inteligentes, todos manejados sencillamente desde el teléfono celular. Los “aparatos” conectados a Internet también estarán en condiciones de avisarle al dueño posibles fallas en sus sistemas para que éste pueda mandar a repararlos (o actualizarles el firmware). El horno inteligente también puede bajar recetas desde Internet y modificar las condiciones de cocción en función de la información obtenida. La heladera inteligente, también, puede realizar pedidos y dar información de salud en función de su contenido. Tiembla Cormillot, y no es joda.

Lexus –fabricantes de autos– mostró una vuelta de tuerca a la idea del vehículo inteligente que puede abrir nuevos caminos. Mientras Google, Toyota y Audi trabajan en el auto-que-se-conduce-solo, Lexus apuesta al auto con un copiloto verdaderamente inteligente. El prototipo mostrado en el CES por Lexus permite observar cómo pueden funcionar una serie de sensores externos para cuidar al pasajero del entorno. Los censores pueden detectar luces, otros autos, peatones, posiciones milimétricas del auto, pero no pretenden reemplazar al conductor, sino ayudarlo.

Y en eso de aumentar la percepción de la realidad se presentaron en el CES los Vuzix, lentes de realidad aumentada que permiten agregar información al contexto de manera visual y de forma increíblemente ergonómica. Los Vuzix vienen a competir con el archipromocionado proyecto de los lentes de Google. “Será como ver una pantalla del tamaño del teléfono, pero la imagen flotará en el aire”, había dicho Paul Travers, director ejecutivo del emprendimiento, que tiene una calidad de 720 px en HD, grabadora de video de hasta 8 Gb, GPS y acelerómetro.

Cambiando de tema, muchos proyectos apuestan a la disrupción dentro de mundos que ya conocen: de hecho, una de las novedades con más repercusión es la Project Shield, una consola propia que Nvidia acaba de anunciar en el CES. Así, la empresa de placas de video se mete directamente a competir con sus compradores y apuesta a romper un mercado que conoce como nadie con el apoyo de Android, el sistema operativo para tabletas y celulares desarrollado por Google. Ese pareciera ser el lugar de Google en el CES de este año: sin una presencia orgánica fuerte, los productos del gigante buscador y sobre todo el sistema operativo móvil Android funciona como soporte de casi cualquier aparato que apuesta a un mundo nuevo e innovador. Android, finalmente, una versión exitosísima del kernel Linux, demuestra que –tenga el tamaño y la forma que sea– el futuro será sobre la base de plataformas abiertas.

@blejman

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.