DEBATES › CARRERA NOCTURNA EN SANTA FE

La calle está dura

 Por Pablo Vignone

Desde Santa Fe

Existen sólo dos carreras de este tipo en todo el mundo del automovilismo. Es una práctica inusual esto de correr en circuitos callejeros, de noche y con luz artificial. Sucede en Singapur, del otro lado del planeta, y aquí, en la capital santafesina (televisa hoy TyC Sports desde las 21).

En el exótico destino asiático se erige un circuito en plena bahía para hospedar desde el 2008 un Grand Prix de Fórmula 1; en Santa Fe se utiliza el mismo circuito sobre el boulevard, con vista al Paraná, desde 2009. En F-1 compiten 24 autos, la misma cantidad que trajo el Super TC2000 a esta ciudad. El Grand Prix le cuesta a Singapur unos 120 millones de dólares, de los cuales el gobierno de ese país se hace cargo del 60 por ciento. Esta competencia de Santa Fe, en cambio, se hace por algo más de dos millones de pesos. “Queremos que la carrera se autofinancie –asegura el intendente radical José Corral–. Nos gustaría que el esfuerzo económico de la ciudad sea el menor posible y a futuro poder ganar dinero.”

Los pilotos no se obsesionan con la oscuridad. “Correr de noche está buenísimo”, asegura el campeón Matías Rossi, que está disputando el título 2012. “Se ve perfecto, aunque de día se advierte todo el panorama y de noche sólo la pista. De noche, el auto va más rápido porque baja la temperatura y el motor entrega un poco más de potencia.” Rossi chocó contra un paredón al perder el control de su Toyota a 200 km/h durante los entrenamientos diurnos. A la noche quedó 15º, a más de un segundo del más veloz, el líder del torneo, José María López (Focus). Néstor Girolami (Peugeot), el otro aspirante, fue tercero. Se clasifica esta tarde y se corre bajo las estrellas. Para la carrera, a 22 vueltas, se esperan 120 mil personas. La general cuesta 180 pesos, pero ir a Singapur cuesta más caro...

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.