DEPORTES › ALFIO BASILE ROMPIó SU HERMETISMO LUEGO DE MáS DE TRES MESES

“Nunca pensé en renunciar”

Se llamó a silencio después de la derrota de Boca ante Godoy Cruz y recién ayer dio su versión del episodio. “No sé quién lo inventó, no quise pegar un portazo, no quise irme –dijo–. Con Bianchi tenemos una buena relación de trabajo”, afirmó.

Se acabó el “silencio stampa”. Luego de 111 días sin hablar en público por una “supuesta” disfonía crónica, Alfio Basile brindó ayer una conferencia de prensa en Tandil en la que aseguró que nunca quiso abandonar su cargo. Además, acusó al periodismo de inventar diferencias con el manager del club, Carlos Bianchi. Y para explicar el flojo Apertura que hizo Boca, el entrenador apeló a las lesiones y a las constantes convocatorias de jugadores a las diferentes selecciones como excusas para no poder conformar “el equipo de memoria” que tanto pregona.

Con el comienzo del nuevo año, Basile decidió romper el silencio que mantenía desde septiembre. En el arranque de la pretemporada que su equipo lleva a cabo en Tandil, el entrenador entendió que ya no podía seguir callado. Y en su primer contacto público con los periodistas desmintió haber renunciado tras la derrota en la Bombonera ante Godoy Cruz, hecho que motivó que no hablara por casi cuatro meses. “Nunca quise pegar un portazo, nunca me quise ir. No sé de dónde se armó todo ese quilombo, pero la verdad es que a mí nadie me convenció de nada, ni mis amigos, ni mis parientes, ni nadie”, sostuvo Basile para aclarar un episodio del que nunca había hablado de manera pública.

En aquella ocasión, el entrenador se había reunido con Bianchi tras ese encuentro y todos los medios aseguraron que el DT había manifestado sus ganas de irse. Pero, ante la insistencia del manager, el apoyo de los jugadores y la presencia de su hijo Alfito y algunos amigos, Basile revirtió su decisión y permaneció en el club. “El único que sabe es Bianchi, porque estábamos los dos solos. Ese día estábamos encerrados en una pieza, hablando de todo, sin la televisión encendida. Entonces aparecieron mi hijo, Recassens, Crespi y me dicen: ‘¿Qué pasó?’. Por eso, lo voy a decir nuevamente: nunca renuncié”, destacó Basile.

El otro tema que no se podía pasar por alto era su relación con Bianchi. Ante los rumores de inconvenientes personales entre ambos, Basile aclaró su posición: “Con Bianchi tengo una buena relación, no somos amigos íntimos, pero mantengo una buena relación de trabajo. Nos conocemos de cuando jugábamos juntos”. Así, el entrenador intentó bajarle los decibeles a las versiones que circularon en las últimas jornadas del Apertura, de una fuerte discusión entre ambos.

En cuanto a las cuestiones futbolísticas, Basile atribuyó los malos resultados del semestre pasado a no poder armar el “equipo de memoria”. “No se pudo armar el equipo de memoria y nos perjudicó una racha increíble de lesiones”, indicó el DT. “Fue un desastre en el tema de las lesiones, nunca pasé una mala racha así. Además, las constantes citaciones para los seleccionados de Paraguay, Chile y Argentina no nos permitieron armar el equipo de memoria”, agregó el técnico.

Si bien no se quiso manifestar sobre los refuerzos que pretende y remarcó que ese tema es algo que deben tratar el manager y la comisión directiva, Basile dejó en claro que no quiere que se vaya el arquero Roberto Abbondanzieri y admitió que hay conversaciones por Juan Mercier, Jesús Méndez, Mario Bolatti y Norberto Araujo. “Están realizadas las tratativas, esperemos que se puedan concretar, hay que esperar”, señaló Basile, que reconoció que estuvo demasiado tiempo sin hablar.

Compartir: 

Twitter
 

“Nos perjudicó una racha de lesiones”, opinó Basile.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.