DEPORTES › FALTAN CINCO FECHAS PARA EL FINAL DEL PELEADO TORNEO CLAUSURA

Se aceptan apuestas por el título

El líder Vélez juega tres partidos como local, donde alcanzó un record envidiable. Boca parece tener el fixture más sencillo que River.

 Por Ariel Greco

Tras el empate en el superclásico disputado en la Bombonera y la victoria de Vélez en La Plata ante Gimnasia, el Clausura entró en su etapa decisiva, con sólo cinco partidos para definir a su campeón. Por eso, la comparación entre los rivales de los tres candidatos, la especulación sobre qué equipo tiene un programa más sencillo y el hipotético partido en que el adversario directo puede resignar puntos es un ejercicio inevitable para jugadores, entrenadores e hinchas. A cinco fechas del cierre, la gran ventaja es para Vélez, que le lleva dos puntos a Boca y tres a River, aunque a los de Carlos Bianchi les quedan encuentros más accesibles. Para River, el panorama pinta más dificultoso, teniendo en cuenta que debe remontar en la tabla y sus rivales a priori son más complicados que los equipos que deben jugar con los otros dos favoritos.
De acuerdo con una mirada rápida, Boca parece tener un fixture más sencillo que los otros dos contendientes por el título. Cuatro de sus adversarios están bastante por debajo de la mitad de la tabla, salvo Central, que se encuentra cuarto, cumpliendo una muy buena campaña, y con quien tiene que medirse en la última fecha en Rosario. Tomando el promedio de puntos de sus cinco rivales, Boca se enfrentaría a un equipo con quince unidades. Llevada a la tabla de posiciones, esa puntuación equivaldría al decimosexto lugar. La contra del equipo de Bianchi es que tiene tres partidos fuera de su cancha y apenas dos en la Bombonera.
En cuanto al líder Vélez, en lo previo surge que tiene un programa algo más complicado que Boca, pero un poco más accesible que River. El promedio de los rivales con los que tiene que medirse el conjunto de Carlos Ischia es de 18 puntos, lo que ubicaría a ese eventual adversario en la undécima posición. La ventaja respecto a Boca es que tiene tres partidos como local. En lo que va del certamen apenas resignó dos puntos en el José Amalfitani, al empatar sin tantos con Talleres. Además, de los próximos cuatro compromisos, tres los afrontará en su estadio. Racing en Avellaneda (aunque Angel Cappa no asumirá sino hasta el próximo torneo) y Colón como visitante surgen como los partidos más peligrosos para el puntero, aunque los de Liniers tampoco deberán descuidarse con Olimpo y Estudiantes, dos conjuntos que atraviesan un buen momento.
El panorama más desventajoso en el análisis de los adversarios de los tres candidatos aparenta tenerlo River, que pedirá el 225 por Claudio Husain y Martín Demichelis (ya que tiene seis juveniles en el equipo argentino que el domingo viaja a Toulon). Además de tener que descontarle tres puntos a Vélez y uno a Boca, el equipo de Manuel Pellegrini enfrentará rivales con mejores campañas que los que se cruzarán en el camino del puntero y su escolta. El promedio de sus contrincantes es de 19,6 puntos, lo que alcanzaría para llegar a un octavo lugar. Entre los compromisos que le restan, River tiene dos clásicos como local (ante San Lorenzo y Racing) y dos visitas de riesgo, ante Olimpo en Bahía Blanca y ante Lanús, especialista en amargarlo en la última década.
Un dato no menor es que Boca todavía está metido de lleno en la Copa Libertadores, con lo que su entrenador seguramente recurrirá a varios suplentes para sus próximos dos partidos. Si bien hasta ahora la rotación no afectó demasiado, a esta altura puede ser una ventaja muy grande. Bianchi no tendrá a Carlos Tevez en los próximos partidos, afectado de un esguince de rodilla.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.