ECONOMIA › EVALUA COPIAR EL INCISO K PARA FINANCIAR LA ECONOMIA

Brasil sigue el ejemplo de Argentina

El titular de la Superintendencia de Seguros Privados de Brasil (Susep), Roberto Westenberger, se mostró interesado en el funcionamiento del inciso K, que destina un porcentaje de las inversiones de las compañías aseguradoras a proyectos productivos de la economía real, y aseguró que evalúan implementarlo en su país. “El Inciso K es una lección que estamos aprendiendo con nuestros hermanos argentinos para llevar a Brasil un mecanismo que va a generar las inversiones de las compañías aseguradoras en proyectos que van a financiar el desarrollo económico.”, aseguró. El superintendente de Seguros, Juan Bontempo, celebró que Brasil esté analizando seguir los pasos de Argentina y destacó la cooperación bilateral. “La visita de Roberto fortalece los lazos con el país vecino y permite el intercambio de experiencias para plasmarlas en políticas públicas que mejoren la gestión entre ambas naciones”, aseguró.

La producción total de seguros en Argentina alcanzó el año pasado los 109 mil millones de pesos, lo que representó un incremento de 35 por ciento respecto del año anterior, en el que se habían alcanzado los 80 mil millones. A su vez, la Superintendencia de Seguros destacó que el inciso K incorporado en 2012 al punto 35 del Reglamento General de la Actividad Aseguradora resultó un éxito en términos de rentabilidad y de aporte a la economía nacional, ya que superó los 21.000 millones de pesos que la actividad aseguradora destina a la economía real, y el 14,5 por ciento requerido por la normativa fue superado, llegando a un 15,5 por ciento del stock de inversiones.

El inciso K, incorporado en octubre de 2012, hace referencia a las inversiones en títulos de deuda, certificados de participación en fideicomisos y cheques de pago diferido avalados por Sociedades de Garantía Recíproca. La modificación estableció entonces que las aseguradoras deberían redireccionar un porcentaje de sus inversiones a instrumentos que financien proyectos productivos y de infraestructura de mediano a largo plazo que entonces representaban apenas el 0,16 por ciento de su cartera. La primera exigencia fue que todos los ramos pasaran a destinar al menos un 5 por ciento de su cartera antes del 31 de marzo de 2013 y a mediados de ese año ya debían estar cumpliendo con los porcentajes específicos fijados para cada rama. Para Accidentes de Riesgo del Trabajo, al tener necesidad de mayor liquidez, el porcentaje mínimo pasó a ser del 5 por ciento del total de las inversiones con un máximo de hasta el 20 por ciento; para el ramo vida y retiro, con menos necesidades de liquidez, el piso pasó a ser de 12 y el máximo del 30 por ciento; finalmente, para seguros generales y reaseguradoras piso y techo para inversiones productivas y de infraestructura pasaron a ser del 10 y 20 por ciento, respectivamente. Esos pisos son los que garantizaron que ahora las aseguradoras hayan destinado el 15,5 por ciento de su cartera a la economía real.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Bontempo, titular de la Superintendencia de Seguros.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared