ECONOMíA › SUBIERON CASI 10 MIL MILLONES POR EL ALZA DE LAS TASAS DE INTERéS

Los depósitos en pesos siguen escalando

El presidente del Banco Central destacó la implementación de medidas heterodoxas para estimular el ahorro en moneda nacional. También rechazó que las reservas de la autoridad monetaria estén mal calculadas y restó trascendencia a la devaluación china.

Los depósitos a plazo fijo en pesos crecieron casi en 10 mil millones cuando está por cumplirse un mes de la suba de la tasa de interés que dispuso el Banco Central. El presidente de la autoridad monetaria, Alejandro Vanoli, dio a conocer ayer el dato y precisó que el aumento de las colocaciones se da a un ritmo del 41 por ciento anual. La tasa de interés para ahorristas se fijó en un piso de 23,6 por ciento anual para depósitos a 30 días, 24,1 a 60 días, 25,1 a 90 y 26,2 a seis meses. El funcionario destacó la implementación de medidas heterodoxas para estimular el ahorro en moneda nacional. Luego cuestionó la propuesta de Mauricio Macri de dejar que el mercado fije el precio del dólar, porque “provocaría una devaluación y tendría impacto inflacionario”. “Hay que tener cuidado con ese tipo de políticas. Vivimos la época de Martínez de Hoz y los ‘90: cuando se liberalizó el mercado financiero así nos fue”, recordó.

Vanoli rebatió también dos cuestiones que economistas ortodoxos le endilgan al Banco Central. Por un lado, negó que el nivel de reservas sea inferior al que comunica la entidad. “Las reservas se contabilizan de acuerdo a parámetros internacionales. Hay auditorías internas, externas y de la Auditoría General de la Nación (AGN). Decir otra cosa no tiene sentido”, reprochó. Las reservas finalizaron ayer en 33.657 millones de dólares, 5 millones más que el día anterior. En segundo lugar, restó importancia a la devaluación del yuan que se produjo la semana pasada. Aclaró que patrimonialmente el efecto es neutro para el BCRA, porque si bien bajaron las reservas por la menor valorización de la moneda china, al mismo tiempo disminuyó la deuda con el gigante asiático por el swap de monedas. Además, consideró que China hizo esa devaluación para lograr la internacionalización de su moneda, buscando su incorporación a la canasta de divisas que utiliza el FMI, los Derechos Especiales de Giro (DEG).

El dólar, en tanto, finalizó ayer sin cambios a 9,26 pesos, mientras que en el mercado ilegal se produjo una suba de 10 centavos, hasta 15,15. Los movimientos en el segmento paralelo no guardan relación con variables macroeconómicas, sino que se producen en función de la especulación de los cueveros y de las necesidades de la economía negra. Más allá de eso, las bruscas oscilaciones a la suba o la baja muestran los riesgos de entregar al mercado la determinación del valor del dólar. “Hay que mirar el último comunicado del G-20, que admite la necesidad de regular el mercado cambiario en este mundo en crisis. Lo recomienda y dice que es un instrumento legítimo que tienen los bancos centrales para acotar la volatilidad financiera y combatir los capitales especulativos”, señaló Vanoli al respecto, en declaraciones radiales.

El banquero central quedó en la mira de Macri, quien advirtió la semana pasada en un almuerzo con empresarios que, en caso de llegar a la presidencia, exigirá su renuncia o ejercerá presión social para forzar su salida. “Me pareció intimidatorio, porque hay que ver qué significa presión popular. Pero, además, es muy preocupante la falta de respeto institucional al Banco Central, porque queda claro que Macri dice ‘a mí no me gusta cómo piensa tal presidente entonces lo cambio”, indicó. Luego se refirió a otra de las propuestas del líder del PRO: la liberalización de la compra de dólares para ahorristas. “Hemos tenido períodos donde se liberalizó totalmente el mercado financiero y así nos fue. Pero si uno va a tener esa estrategia, primero debería acumular reservas, tener los dólares. Y aunque uno decida negociar con los buitres de cualquier manera, o iniciar un proceso de endeudamiento, todo eso lleva tiempo. Y está claro que decir que eso va a ocurrir el 10 de diciembre es una mentira”, denunció.

Vanoli indicó además que la administración del tipo de cambio por parte del Estado “es algo que pasa en todo el mundo”, e insistió con que la propuesta de Macri implicaría “una gran devaluación”. “Cuando hay una gran devaluación y el Estado no interviene, hay inflación y una serie de fenómenos que tampoco mejorarían la competitividad. Esto es muy grave, porque refleja un pensamiento que ni siquiera en otros países donde hay un posicionamiento liberal se dice que el tipo de cambio lo fija el mercado”, completó.

Compartir: 

Twitter
 

“Si el mercado fija el precio del dólar se produciría una gran devaluación con impacto inflacionario”, advirtió Vanoli sobre la propuesta de Macri.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.